Volver al listado de noticias

HAY QUE ANIMARSE A IR AL SALÓN NÁUTICO DE BARCELONA

  • Gente del mar
  • Náutica de recreo
  • Náutica deportiva

NAUCHERglobal, Miguel Aceytuno 10/10/2018

Que venga yo ahora y les recomiende una visita al Salón Náutico, que abre sus puertas desde el miércoles hasta el domingo, puede que en una primera impresión le cause una indefinible pereza. Pero permita que le haga notar un par de cosas interesantes que a lo mejor le animan a levantarse del sillón.

Claro, es normal. Los lectores habituales de esta revista son profesionales de la mar que según la vieja costumbre marinera pueden comer con los dos pies encima de la mesa y permanecer cubiertos ante el Rey, pues han doblado los tres cabos y llevan las cinco muescas en el cinturón. Que llaman ‘chati’ a las sirenas, y cuando sopla ese levante duro cruzan los dedos a Neptuno como les enseñaron los viejos nostramos, pues solo temen a Dios, que bien sabido es que manda en el puente solo por ser más antiguo que el Viejo, y a sí mismos.

El Salón Náutico Internacional de Barcelona es un escaparate privilegiado para la náutica deportiva, esa gran desconocida. Tienden los profesionales –ponga usted la mano en el corazón y dígame que no- a mirar un poquito por encima del hombro a esos terrícolas que sienten algo indefinible en su alma que suspira por un horizonte al que no llega la pared de su despacho. Venga, venga, reconozca que no es justo. Vale que algún velero tome aquello del RIPA al pie de la letra y quiera con el J80 hacer maniobrar a un Panamax. Pero si ama usted a la mar… no se sorprenda si otros, aunque sea a media jornada, también la amemos.

El puente de un mercante actual tiene más parecido con una nave espacial que con otro de hace treinta años. Al permitir la tecnología actual que los precios de los equipos electrónicos se hagan asequibles esta revolución ha llegado para quedarse en la náutica deportiva. Es una gran ocasión para ponerse al día y admirar todo lo que cabe ya no en una mesa de cartas, sino en el bolsillo del navegante. ¿Solo vamos a ver equipos pequeñitos? Podría ahora hablarle también de los stands profesionales… pero seguro que usted los conoce mejor que yo. Le cuento mejor un par de sorpresas que quizás no espera de este evento.

Este año es muy especial para el Museu Maritim de Barcelona. El pailebote SANTA EULÀLIA cumple 100 años, casi nada. Ahí estarán (estaremos, quien suscribe humildemente como voluntario) para intentar divulgar esta pasión común. Hablaremos de la segunda época de la revista ARGO, tendremos embarcaciones tradicionales (el DRAC, la PATAPUM, la LOLA y el FAR DE FORMENTERA) y venimos con muchas ganas de conocerle personalmente y explicarle que entre sus muros se realizan muchas actividades (por ejemplo reconocimiento de fotos) a veces desconocidas para un público que piensa que los museos son solo colecciones.

Y otro motivo más para acercarse al puerto: la fragata SANTA MARÍA y el patrullero TARIFA nos visitan para celebrar el salón. Todo el que quiera visitarlas será recibido a bordo con la tradicional cortesía de la Armada los días 11, 12 y 13 en horarios de mañana y tarde.

Ya ve usted. Quizás el parte del tiempo para hoy miércoles por la mañana no es el mejor para zarpar sobre todo en vela ligera, así que tampoco es mal plan bajar a ver que se cuece por el salón. No deje de pasar a saludarme hoy y mañana tarde de cuatro a seis en el estand del Museu Maritim, que será un placer.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda