Volver al listado de noticias

GRAVE INCIDENTE DE UN GASERO EN EL PUERTO DE BARCELONA

  • Seguridad marítima
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Gas Natural Licuado (GNL)

NAUCHERglobal, Juan Zamora 16/07/2015

El pasado 19 de junio un buque cargado de gas natural licuado (LNG) sufrió un accidente atracado en el puerto de Barcelona, mientras descargaba. El FUWAIRIT, bandera de Bahamas, construido en 2004 por los astilleros Samsung de Corea del Sur, 266 metros de eslora y 74.067 toneladas de peso muerto, derramó una cantidad indeterminada de LNG sobre la cubierta principal y de allí al mar.

El contacto del LNG, almacenado en los tanques del buque a -161º C, con las planchas de cubierta del buque provocó cuatro grietas de considerable tamaño a la altura del tanque de lastre 1 Br, según la información recabada por NAUCHERglobal en la Capitanía Marítima de Barcelona. En contacto con el agua, el LNG formó una espectacular nube de vapor, blanco y denso, que flotaba por encima de la superficie del mar y llegaba a tapar buena parte del casco del buque.

La Autoridad Portuaria, representado por su responsable de seguridad, Xavier Soler puso en fase de alerta el Plan de Autoprotección (PAU), que finalmente no llegó a activarse en su primer nivel al controlar la tripulación la fuga de LNG.

Al día siguiente del incidente, lunes, se reunieron en la Capitanía Marítima los técnicos de la Inspección de Buques con representantes de American Bureau of Shipping, clasificadora del FUWAIRIT, y de la naviera. En un primer dictamen, los técnicos consideraron que el derrame fue causado por el fallo de una válvula, aparentemente cerrada, pero en realidad abierta, y por la inacción –grave- de la alarma de alto nivel que de haber funcionado hubiera paralizado las operaciones del buque antes de que el LNG pudiera rebosar.

Tras ultimar la descarga, el buque fue autorizado a fondear para realizar unas primeras reparaciones que impidieran la extensión de las grietas del techo del tanque de lastre 1 BR. Acabadas las reparaciones de fortuna, con acuerdo de la Capitanía Marítima ante el informe favorable de ABS, el FUWAIRIT fue despachado a Ferrol para pasar una revisión a fondo y realizar las reparaciones definitivas.

El buque volvió a operar con normalidad a partir del 6 de julio, fecha en que salió de los astilleros de Navantia, en Ferrol. Ninguna de las fuentes consultadas ha podido informar a NAUCHERglobal sobre la posibilidad de que el incidente, afortunadamente saldado en este caso sin mayores daños, pueda ser investigado por la Ciaim.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda