Volver al listado de noticias

FERNÁNDEZ MESA SE ESTRENA COMO AUTORIDAD CRÍTICA

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima

NAUCHERglobal, Juan Zamora 23/11/2012

Arsenio Fernández Mesa, director general de la Guardia Civil y delegado del Gobierno en Galicia durante el siniestro del PRESTIGE, ha tirado por la borda su legendaria cautela, en boca cerrada no entran moscas, y ha reconocido la atomización de las competencias marítimas, repartidas entre numerosos ministerios y ha solicitado, en un acto de coraje extremo, la “coordinación entre administraciones”

Sobre Fernández Mesa recayó la responsabilidad de clausurar la conferencia internacional sobre protección de fronteras LIMEX12, donde ha aprovechado para descubrir la importancia de la coordinación entre todos los ministerios españoles que tienen competencias en las aguas territoriales "para tratar que la actividad y la proyección del poder del Estado sobre la mar sea realmente eficaz". Podía haBer pedido una reestructuración administrativa que pusiera en un único organismo público el conjunto de los asuntos marítimos, pero eso hubiera excedido su recien estrenada capacidad.

De todas formes, en la vorágine de su atrevimiento, el director general de la Guardia Civil no se mordió la lengua al tratar de la Ley de puertos del Estado y de la Marina Mercante, noviembre de 1992, la cual “atomizó tremendamente el sector marítimo y dividió las competencias entre sectores como la Marina de Guerra, la Guardia Civil o el Servicio de Vigilancia Aduanera, entre otros”.

"Todo lo que vaya en aras a la coordinación y la búsqueda de sinergias capaces de hacer un mayor esfuerzo para tratar conseguir lo mejor en la mar será uno de los retos de cualquier administración que se precie de serlo", sostiene un crecido Fernández Mesa.

Para compensar tan temerarias críticas, el señor Fernández Mesa dedicó la parte central de su discurso a loar a la Guardia Civil, un cuerpo policial de referencia en el resto del mundo tanto por los medios que emplea como por la forma en que se utilizan.

Para finalizar, el director general de la Guardia Civil, que estuvo imputado en el proceso sobre el naufragio del PRESTIGE hasta que el protomartir López Sors se atribuyó para sí todas las responsabilidades por la desastrosa gestión del siniestro, afirmó que las medidas adoptades por el Cuerpo en el control de la inmigración irregular por vía marítima durante los últimos años se han demostrado altamente eficaces. Ni una palabra sobre el papel clave que desempeña al respecto la Empresa Estatal de Salvamento y Seguridad Marítima, SASEMAR, que, al parecer, no se coordina al gusto del señor Fernández Mesa. Una pena

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda