Volver al listado de noticias

ÉXITO ROTUNDO DE LA JORNADA SOBRE SEGURIDAD EN LOS RO-PAX ORGANIZADA POR LA ACCMM

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Educación marítima y náutica
  • Puertos
  • Navieras
  • Ingeniería naval

NAUCHERglobal, Juan Zamora 15/06/2017

La jornada organizada bajo el título “La seguridad en los buques de pasaje y ro-pax. Del TITANIC hasta nuestros días”, organizada por la Asociación Catalana de Capitanes de la Marina Mercante (ACCMM), que ha tenido lugar esta mañana en el salón de actos del Museu Marítim de Barcelona (MMB), ha constituido un notable éxito, tanto por el público asistente como por la calidad extraordinaria de las intervenciones y las preguntas del público.

Abrió el acto el presidente de la Asociación Catalana de Capitanes de la Marina Mercante, Agustín Montori, quien ha agradecido al MMB el espacio cedido para realizar la jornada y ha saludado a los colaboradores y patrocinadores de la jornada: Port de Barcelona, Port de Tarragona, Trasmediterránea, Baleària, Corporación de Prácticos de Barcelona, Ausmar, Creuers de Barcelona, Facultad de Náutica de Barcelona, Bureau Veritas y Fundación Titanic. A continuación, Roger Marcet, director del Consorci de les Drassanes de Barcelona, ha agradeciendo la confianza depositada en el Museo por la ACCMM y ha invitado a realizar más acontecimientos de este tipo en las instalaciones del MMB; y el nuevo decano de la Facultad de Náutica de Barcelona (FNB), Agustín Martí Mallofré, capitán de la marina mercante y miembro de la ACCMM ha señalado las sinergias que existen entre el MMB y la FNB, mostrando plena disposición a organizar otros eventos de este tipo. Respecto a la seguridad en los buques, Martí Mallofré ha recordado que hablar de seguridad supone hacerlo a la vez de la propia historia de la marina mercante y de las normas internacionales del Derecho marítimo.

Abierto el turno de intervenciones, el primer ponente ha sido Jaime Pancorbo, director técnico para España y Portugal de la sociedad de clasificación Bureau Veritas, que ha tratado de la estabilidad de las averías en los buques de pasaje y la importancia que las clasificadoras otorgan a la figura de la seguridad en el retorno seguro al puerto. Por desgracia –ha explicado- en el sector naval vamos a golpe de accidente. El del TITANIC fue el primero y, a partir de entonces, se empezaron a rubricar los primeros convenios internacionales de protección de la vida de marinos y pasajeros. Para Pancorbo, la evaluación y protección de un buque de pasaje es muy complicada. En la actualidad, la tendencia de la ingeniería naval considera al propio buque como el mejor bote de salvamento en caso de emergencia. Al respecto, ha recordado que inundaciones e incendios son las causas principales de los accidentes marítimos; y ha reconocido que la división por zonas verticales de los buques de crucero y de los ferrys son redundantes, lo cual complica la labor de diseño y lo encarece. Ha acabado su intervención insistiendo en la idea de que el retorno seguro a puerto debe ser tenido en cuenta desde el diseño inicial del buque.

 

INTERVENCIÓN DE RAFAEL RODRÍGUEZ VALERO

Estaba previsto que el director general de Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero pronunciara el discurso inaugural de la jornada, pero, como él mismo explicó, sus compromisos en Santander y en Madrid le hicieron imposible llegar antes a Barcelona. Rodríguez Valero señaló que su experiencia a bordo de un variado tipo de buques, como inspector primero y luego como jefe de una oficina de una Sociedad de Clasificación y finalmente trabajando desde el ámbito académico y la administración me llevan a la convicción de que los errores en la concepción inicial de un buque son luego muy cotosos, en términos monetarios y de gestión, y difíciles de solventar. De ahí la importancia que le concedo a un diseño consciente de las limitaciones e implicaciones en la operatividad de los buques de carga rodada y pasaje. Tras comentar los accidentes de los ro-pax SORRENTO y NORMAN ATLANTIC, el director general de Marina Mercante añadió que una de las conclusiones a las que permiten llegar los estudios sobre estos accidentes tanto el de investigación de la Guardia Costera Italiana como el realizado en España, y coincidentemente con la que ya les he comentado al principio de mi intervención y que figura en el estudio FIRESAFE el de la Agencia Europea de Seguridad Marítima, es la de que una de las medidas más efectivas para minimizar el riesgo de accidentes por incendio y para si es posible combatirlos con eficacia es la  formación de la tripulación en la prevención y respuesta a este tipo de situaciones.

 

TRASMEDITERRÁNEA Y BALEÀRIA

Debía intervenir a continuación el jefe de flota de Trasmediterránea, Abel Aleixandre, pero un problema técnico que requería su atención le obligó a salir urgentemente de Barcelona hacia Valencia. Aleixandre tenía previsto tratar de los cuadros orgánicos de los buques, un instrumento de seguridad que a su juicio se ha burocratizado en la práctica convirtiéndose en una mera descripción de funciones de los tripulantes en caso de emergencia, de modo que los buques lo copian de unos a otros. Abel Aleixandre aboga por una revisión de esta práctica burocrática, y de convertir los cuadros orgánicos previsto en el convenio Solas en una guía de actuación eficaz para casos de emergencia.

Por su parte, Guillermo Alomar, jefe de flota de Balearia, expuso con detalles la política de seguridad que aplican los ferrys de Balearia. La seguridad de los buques se fundamenta en cinco normas: los reglamentos de construcción de las sociedades de clasificación; el convenio Solas; el convenio Marpol; el convenio STCW; y el convenio MLC sobre el trabajo marítimo. Más allá del cumplimiento de las normas de seguridad vigentes, explicó Alomar, Balearia aplica una constante preocupación por la seguridad de los tripulantes y pasajeros de sus buques. Hemos detectado que un riesgo apenas regulado es la conexión de los camiones frigoríficos con la energía del buque. Balearia aboga por la instalación a bordo de cámaras térmicas para la detección de incendios.

El primer bloque de ponencias lo selló la intervención de Carles Domingo, director general de Creuers de Barcelona. Domingo explicó las normas y la práctica de la seguridad de los pasajeros en las terminales y se detuvo en detallar el impacto para la ciudad de Barcelona del turismo de cruceristas. Un impacto irrelevante en términos porcentuales tanto en temas de congestión como en el tema de la contaminación atmosférica que provocan los buques de crucero. Afirmó que, merced a la excelencia de su operativa, el puerto de Barcelona es el mayor de Europa en tráfico de grandes buques de crucero.

En el debate que siguió a las intervenciones de los ponentes cabe destacar la pregunta que lanzó a la mesa el capitán Francesc Lleal cuestionando el tamaño de los buques, que hace inviable la evacuación de 6.000 personas en condiciones de seguridad. El director general de Marina Mercante coincidió con las palabras de Lleal. Por su parte, Jaime Pancorbo, insistió en la idea de que la ingeniería naval trabaja en la actualidad para que no haya necesidad de evacuar a las personas a bordo del buque, pues esté dotado de las instalaciones necesarias para asegurar un retorno seguro a puerto en caso de emergencia.

 

LA CYBERSEGURIDAD PORTUARIA

Tras el descanso del llamado coffee break, se reanudó la jornada con las intervenciones de Tomás Navarro, presidente de la Corporación de Prácticos de Barcelona, que explicó de forma gráfica el innovador programa informático que utilizan los prácticos para el desempeño del servicio de practicaje. Un programa enteramente diseñado y construido en Barcelona por el práctico Manuel Roca, único en el mundo, con unas prestaciones que cubren todas las necesidades administrativas e informativas para el cumplimiento del servicio.

Para finalizar la jornada hubo dos intervenciones más. Bernat Baró, director de seguridad corporativa el Puerto de Barcelona, explicó los criterios de seguridad que utiliza el Puerto de Barcelona, los medios de que dispone y las normas legales y empresariales que aplica. Y Cristian Medrano, gestor de la ciberseguridad del puerto de Barcelona, profundizó en la seguridad en red que aplica el puerto desde finales de la década de los 90 del siglo pasado. Según explicó, la seguridad informática constituye hoy una preocupación de primer orden de las grandes empresas. El campo de la cyberseguridad es tan amplio que las dificultades para un razonable nivel de seguridad son enormes.

Cerró la jornada José Alberto Carbonell, director general del puerto de Barcelona, que felicitó a la Asociación Catalana de Capitanes de la Marina Mercante por la organización de la jornada y reiteró el interés del puerto de Barcelona por participar en este tipo de foros científicos y técnicos.

 

LA ‘NOCHE DE MURDOCH’ PARA ENRIQUE LÓPEZ VEIGA

Finalizada la parte discursiva de la jornada, los asistentes fueron invitados a una copa de champagne a bordo del pailebot del Museo Marítimo SANTA EULALIA. Allí, el presidente de la Fundación Titanic, Jesús Ferreiro, y el director general de Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, hicieron entrega al presidente del puerto de Vigo, Enrique López Veiga de una magnífica escultura bautizada por la Fundación como “La noche de Murdoch”, en honor de quien fuera primer oficial de TITANIC, fallecido en el naufragio del famoso buque en 1912.

En su breve parlamento, Enrique López Veiga, un profesional de amplia trayectoria en cargos de responsabilidad relacionados con el mundo marítimo, entre ellos el de Consejero de Pesca de la Xunta de Galicia, agradeció el galardón y reiteró su unión con la gente de mar, especialmente con los pescadores.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda