Volver al listado de noticias

ESPAÑA NO HUBIESE TENIDO QUE PAGAR SI SE HUBIESE VOTADO A FAVOR A LA PRIMERA: TEATRO DE LO ABSURDO

  • Derecho marítimo
  • Administración marítima
  • Entorno marítimo
  • Empresas marítimas

DANIEL MOLERO 14/07/2017

Blog: "Viento de Tramontana"

Cuando durante la mañana de ayer el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirmó que el Reino de España deberá asumir una sanción de 3 millones de euros por una infracción catalogada como “grave”, lo primero que debería haber hecho el Gobierno es entonar el mea culpa. Que el conjunto de la ciudadanía deba pagar una multa, sea cual sea su importe, no es motivo de felicidad y menos cuando el culpable de este desaguisado es el propio Ejecutivo.

Dicho esto, ¿qué hizo ayer el Ministerio de Fomento? Pues lo contrario. En lugar de agradecer a la Comisión y al TJUE el haber reducido la cuantía a pagar, culpó a los grupos parlamentarios de la oposición de los 3 millones de euros que deberemos abonar y aprovechó para ponerse medallas.

Lo hizo el ministerio, además, sin reparos: “España no hubiese tenido que pagar ninguna multa si los partidos hubiesen votado a favor en la primera convalidación del Real Decreto Ley de Reforma del sector”. Una demostración de poca clase y menos señorío. ¿Cómo se puede criticar al resto de grupos parlamentarios por votar en contra de un decreto unilateral con consecuencias nocivas y lesivas para un sector de los trabajadores?

Lo correcto, a lo que no hacen mención en su comunicado, es a que no habría habido multa ninguna en caso de que la situación se hubiera arreglado en el plazo estipulado por Bruselas, cuando se emitió el primer dictamen contra el Reino de España por incumplir los tratados de la Unión Europea. El ministerio de Fomento y José Llorca tuvieron tiempo más que suficiente (más de tres años) para negociar y dialogar con el sector. Pero no lo hicieron y el por qué se lo guardan… aunque sea de sobras conocido. Entonces contaban con la mayoría parlamentaria suficiente como para sacar adelante su decreto.

Además, en su nota, se pone medallas que no le pertenecen: “España ha logrado un sector de la estiba liberalizado, manteniendo el empleo y cumpliendo con su obligación como país”. No será gracias a los “negociadores” de Fomento, sino al empeño de los trabajadores y de aquellas empresas que han querido que el proceso no se alargue.

Dicen también desde el departamento de De la Serna que "el Gobierno se vio obligado a presentar una segunda reforma de la estiba que pudo ser convalidada finalmente en la Cámara Baja el 18 de mayo". “¿Se vio obligado?” ¿De verdad creen en Fomento que negociar y dialogar con los agentes sociales es una obligación? De no ser por las promesas de mejora de fiscalidad en el País Vasco no habrían logrado nada. Y eso lo saben.

Sin embargo, esta tremenda –por mezquina- nota de prensa no acaba aquí. Antes de finalizar dice: "Gracias a la reforma diseñada por el Gobierno". ¿Están admitiendo que el arbitraje fue un disparate? o, lo que sería peor, ¿quieren decir que la actuación de Marcos Peña en el proceso seguía únicamente las normas dictadas desde los despachos del ministerio? En ese caso, ¿para qué convocaron a empresas y sindicatos?

Todas estas –y alguna más- son preguntas sin respuesta. Es una pena que los representantes del pueblo en el Poder Ejecutivo no lo representen como debieran. Al menos, nos queda algo bueno de todo este proceso: empresas y trabajadores.

 

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda