Volver al listado de noticias

EL ‘SHORT SEA SHIPPING’ CRECE EN EL MEDITERRÁNEO Y MUESTRA SÍNTOMAS DE CANSANCIO EN EL CANTÁBRICO

  • Administración marítima
  • Puertos
  • Navieras
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Redacción 22/05/2015

La Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia (SCP-Spain) presentó ayer en la sede de la Asociación de Navieros (Anave) los resultados del Observatorio del Short Sea Shipping en España del año pasado (adjunto en pdf).

Según este exhaustivo informe, tanto en la fachada Mediterránea como la Atlántica-Cantábrica, todos los indicadores de la oferta presentan variaciones a la baja respecto al año 2013: número de servicios, número de puertos enlazados, buques portacontenedores y buques de carga rodada. Las únicas excepciones son el número de buques portacontenedores en la fachada Atlántica en el segundo semestre de 2014, y el número de puertos enlazados en la fachada Mediterránea. No obstante, en la capacidad ofertada en transporte marítimo de corta distancia total (metros lineales y número de TEUs), las variaciones son mínimas respecto a 2013, al alza y a la baja, en ambas fachadas, en contenedores y rodada, respectivamente.

Respecto al uso de las Autopistas del Mar en sustitución de la carretera, la capacidad ofertada ha seguido tendencias diferentes: en carga contenerizada, en la fachada Atlántica se ha reducido el 10,3% en 2014 respecto a 2013, mientras que en la fachada Mediterránea ha aumentado casi en la misma magnitud (10,4%).

En la carga rodada, la situación es radicalmente diferente según fachada: en la Atlántica la capacidad anual ofertada se mantuvo estable respecto a 2013 (+1,7%), lo que pone de manifiesto que la capacidad perdida por la suspensión de la Autopista del Mar de Gijón ha sido compensada por aumentos en otros servicios; en la fachada Mediterránea la oferta aumentó en un 29,5%, al continuar en el segundo semestre de 2014 la tendencia alcista registrada durante los primeros seis meses del año. Estos resultados se han logrado a pesar de que la variación del número de buques Ro-Ro en servicio es muy ligera (decreciente en un caso y creciente en el segundo), los cambios en la capacidad se explican por la variación en la frecuencia de las escalas.

Respecto a las Autopistas del Mar, contabilizando aquellos servicios con tre o más escalas semanales, en la fachada Atlántica aumentó de 1 (Gijón) a 2 (con Santander), aunque cabe recordar que la de Gijón fue suspendida a mitad del segundo semestre. En promedio, la capacidad ofertada aumentó en un 19,8%. En la fachada Mediterránea, se mantuvieron tres Autopistas del Mar, aunque la capacidad ofertada en 2014 fue un 4% inferior a la de 2013.

Respecto a la demanda, en 2014, las cargas transportadas ascendieron a 210 millones de toneladas, un 6% más que en 2013, de las que el 18% correspondieron a tráficos de cabotaje nacional y el 82% a tráfico internacional.

Respecto al tráfico Ro-Ro experimentó un crecimiento del 8,8%, muy superior al registrado en 2013 respecto a 2012 (1,5%), pasando de 16,3 millones de toneladas en 2013 a 17,76 en 2014. Excluyendo los coches en régimen de mercancía, la cifra fue de 15,1 millones de toneladas de carga rodada.

En este sentido, la evolución del tráfico rodado (excluyendo los vehículos en régimen de mercancía) muestra grandes diferencias según fachadas: en la Atlántica, con un volumen muy inferior (2,53 millones de toneladas en 2014) a la fachada Mediterránea (12,57 millones de toneladas en 2014), se registró en 2014 un descenso de este tráfico del 8,7%, del orden de 240.000 toneladas. Por el contrario, en la fachada Mediterránea se registró un aumento del 13%, 1,4 millones de toneladas. Esta tendencia es continuista respecto a la registrada en 2013.

El análisis de los volúmenes de mercancías por países de origen/destino en 2014, muestra que en la fachada Atlántica, el Reino Unido es el único país de intercambio que registró aumentos (+15,5%), mientras que el resto de países han experimentado descensos (Francia, -30%; Bélgica, -17%). Por si parte, en la fachada Mediterránea, el volumen de mercancías Ro-Ro transportadas con Italia creció un 22,2%, al igual que con Marruecos (8,6%) y Argelia (3,6%), mientras que el tráfico con Túnez descendió un 3%.

En relación con el transporte por carretera (sin tener en cuenta el ferrocarril ni los flujos con Portugal), la marítima a la carretera captó en 2013 (último año para el que se dispone de datos completos) el 9,5% de la demanda de transporte internacional, algo inferior al año 2012 en que representó el 10,6%.

Esta reducción de la cuota ha sido debido al aumento del volumen del transporte por carretera (6,4%) respecto a 2012, acompañado de una reducción del transporte marítimo de corta distancia (del 5,9%) en el período reflejado.

Italia siguió siendo el país con la cuota de participación más elevada, el 43,4% en 2013, algo por encima del 43,0% de 2012. A continuación figuran el Reino Unido y Bélgica, donde estas cuotas alcanzaron el 21,7% y el 13,8% respectivamente, habiendo disminuido respecto a 2012. En el tráfico con Francia en 2014 se mantuvo la cuota en un muy reducido 2,0%.

Las fuentes de información sobre las que se basa este Observatorio son la estadística de tráficos de las Autoridades Portuarias, una base de datos de los servicios regulares de Transporte Marítimo de Corta Distancia aportada por la Fundación Valenciaport, y la estadística de transporte internacional de transporte de mercancías por carretera de la dirección general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda