Volver al listado de noticias

EL SERVICIO DE PRACTICAJE Y LA SEGURIDAD MARITIMA

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Salvamento Marítimo
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Navieras
  • Empresas marítimas
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Ricardo Enebros 18/04/2019

El día 11 de abril tuvo lugar en el auditorio de la Autoridad Portuaria de Algeciras una jornada organizada por el Colegio Oficial Nacional de Prácticos (CONP), sobre el servicio de practicaje y la seguridad marítimo portuaria. La jornada, cuyo anuncio publicó NAUCHERglobal el pasado 25 de febrero, fue inaugurada por el presidente del CONP, Joan Roig, y por el presidente del puerto de Algeciras, Gerardo Landaluce; y clausurada por el director general de Marina Mercante, Benito Núñez. Entre una y otra, apertura y cierre, una serie de ponencias y mesas redondas centradas en buena parte en las condiciones de seguridad del puerto y la bahía de Algeciras.

En la sesión de la mañana intervinieron Julio Berzosa, capitán marítimo de Algeciras; Carlos Duclós, práctico de Algeciras; Juan Pedro Morales, presidente de la Federación de Prácticos de España, artífice del proyecto de recuperación del correíllo LA PALMA y práctico de Tenerife; Rafael Ponce, práctico de Cádiz; Juan Manuel Izquierdo, práctico de Algeciras; Israel Rodríguez, capitán marítimo de Cádiz; y Joaquín Monedero, gerente del CONP y secretario de la Federación de Prácticos. Tras la comida, intervinieron Javier Portales, abogado del bufete Albors, Galiano y Portales, y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Derecho Marítimo; Oscar Villar, capitán marítimo de Cartagena; y Claudio Lamas, del bufete de abogados Islaw.

Joan Roig ensalzó en su parlamento la labor formativa del Colegio de Prácticos, desde su creación en 2002, y la necesidad de este tipo de jornadas para mostrar el valor de la función de servicio de practicaje en la economía y buena marcha de los puertos españoles. Por su parte el presidente del puerto y bahía de Algeciras afirmó que “los prácticos son garantes de la seguridad de las aguas portuarias” y, rememorando a Joseph Conrad a través de la conversación con el comandante del portaaeronaves español JUAN CARLOS I, citó la célebre frase del marino y escritor en “El corazón de las tinieblas”: desde que el práctico entra a bordo el capitán tiene una gran sensación de seguridad.

Julio Berzosa hizo una exposición brillante sobre “La interacción entre el buque y las condiciones ambientales donde opera”. Llamó la atención sobre dos aspectos relevantes: la escalada del tamaño de los portacontenedores, un reto para las infraestructuras portuarias y para la labor de los prácticos; y los efectos contaminantes para el medio marino de los scrubbers, usados para minimizar la contaminación de la atmósfera por los gases que genera el uso de combustibles fósiles en los motores de los buques.

Carlos Duclós defendió la evacuación de los buques atracados o fondeados como la mejor solución ante temporales que ponen en peligro su seguridad, y abogó por eliminar trabas y procedimientos administrativos que puedan obstaculizar la rápida intervención del práctico, de los remolcadores y de los amarradores. Añadió que la independencia del servicio de practicaje resulta esencial para cumplir con eficacia el papel de informar de las deficiencias de los buques que llegan a puerto; y llamó la atención sobre la creciente edad de los buques de pasaje que operan en el Estrecho y el mar de Alborán.

Juan Pedro Morales analizó las normas más importantes que afectan al servicio de practicaje, de las que cabe concluir, sin duda alguna, afirmó, que la misión del práctico es velar por la seguridad y la protección de la navegación, y por la prevención de la contaminación desde los buques.

Rafael Ponce expuso las condiciones en que tuvo que realizar el salvamento de la plataforma cajonera MAR DEL ANETO, a la deriva tras romper los cabos que la sujetaban al muelle.

Juan Manuel Izquierdo centró su intervención en las deficiencias de las terminales portuarias “que no cuentan en los protocolos de seguridad con los buques atracados en sus muelles”.

El capitán marítimo de Cádiz, Israel Rodríguez, intentó desentrañar en su ponencia “el galimatías” normativo que regula la prevención de la contaminación de mares y costas, y los planes de respuesta de las diferentes administraciones con competencias en la materia. Su conclusión fue que la coordinación, principio básico del ordenamiento del salvamento marítimo en España, no siempre es tan eficaz como sería deseable.

Para terminar la sesión de la mañana, Joaquín Monedero desgranó con vehemencia los problemas que, a su juicio, afectan a la seguridad marítima, afirmando que su solución se encuentra en el cumplimiento de la ley.

De las intervenciones de la tarde, cabe reseñar la ordenada y notable exposición del abogado Javier Portales sobre “La incidencia del espacio submarino en la prestación del servicio de practicaje”, que incluyó un repaso a diversas varadas o roces del buque con el lecho marino, con especial mención del accidente del URQUIOLA, mayo de 1976, sellado desde el punto de vista de la seguridad marítima con la sentencia del Tribunal Supremo de 18 de julio de 1983.

Clausuró la densa jornada el director general de Marina Mercante, Benito Núñez, con un breve parlamento, mensaje de optimismo ante la exigencia crítica de algunas ponencias, afirmando que esas críticas, tal vez justas y seguramente razonables, son “grano fino”, pues lo esencial, el grueso de los asuntos debatidos, funciona bien y con acuerdo entre todos los agentes implicados. Prometió, para acabar, dedicar más tiempo a la próxima jornada que organice el Colegio de Prácticos.

 

NOTICIA RELACIONADA

Jornada sobre el practicaje y la seguridad marítima, en Algeciras el 11 de abril

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda