Volver al listado de noticias

EL SECTOR PESQUERO DE GALICIA, DE LUTO

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Salvamento Marítimo
  • Administración marítima
  • Pesca

NAUCHERglobal, Ricardo Enebros 21/12/2018

El pesquero de cerco SIN QUERER DOS naufragó el miércoles 19 de diciembre a cuatro millas de Fisterra, cuando regresaba a su base, Portonovo, para que sus 10 tripulantes disfrutaran de las fiestas navideñas. Había finalizado su campaña de pesca en el Cantábrico, y había hecho noche en el puerto de A Coruña, de donde partió durante la mañana del día 19. Las comunicaciones mantenidas con el barco al mediodía, antes del naufragio, transmitían un retorno en total normalidad. Pero todo se torció en un instante. Naufragó. Tres muertos y un desaparecido.

Según uno de los supervivientes, el arte, estibado a un costado de la cubierta, cayó al mar a causa de uno de los bandazos producidos por el oleaje y el exceso de estabilidad que suelen tener estos barcos (técnicamente: un GM excesivo). El arte en el mar se enredó en la hélice del barco causando la parada del motor y que el barco quedara a merced de la mar. Atravesado. El arte, pesado y enorme, todavía unido al barco, provocó una inmediata escora, que superó el ángulo límite de estabilidad, de forma que el barco dio la vuelta y se hundió. Probablemente en menos de jun minuto.

De inmediato se pusieron en acción todos los medios de Salvamento Marítimo, que recibieron la llamada automática del buque, aunque fueron dos pesqueros, avisados por el centro de coordinación de salvamento del Monte Enxa, los que finalmente recogieron a los seis supervivientes.

Al día siguiente, jueves 20 de diciembre, ayer, el pesquero SILVOSA naufragó cuando acababa de salir del puerto de Malpica de Bergantiños, A Coruña, Galicia. Tres marineros conseguían ponerse a salvo pero el patrón, un marino experimentado que conocía perfectamente la difícil salida del puerto, fallecía.

Es probable que los dos accidentes, que han sumido el sector pesquero en un profundo dolor, fueran causados por causas ajenas a la tripulación. Sólo cabe esperar que la comisión de investigación de accidentes marítimos (la CIAIM), investigue con rigor las causas de ambos naufragios para evitar su repetición en el futuro.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda