Volver al listado de noticias

EL PUERTO DE BILBAO VENDERÁ SU SEDE HISTÓRICA, CON PERMISO DE AYUNTAMIENTO, PARA HACER UN HOTEL

  • Gente del mar
  • Infraestructuras portuarias
  • Puertos

NAUCHERglobal, Redacción 13/07/2017

El ayuntamiento de Bilbao, a través del consejo asesor de planeamiento, ha iniciado los trámites para modificar el vigente Plan General de Ordenación Urbana y otorgar a la actual sede de la Autoridad Portuaria de Bilbao, el conocido como palacio Olabarri de Campo Volantín, la calificación urbanística de equipamiento privado.

De esta manera, el edificio pasará de tener un uso urbanístico como equipamiento público a un uso de equipamiento privado, lo que abrirá la posibilidad de que pueda ser adquirido por una empresa privada, manteniendo en todo momento la singularidad arquitectónica en la parte del edificio que se encuentra protegida.

Del mismo modo, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha decidido iniciar el proceso de desafectación de todo el edificio, con una superficie total construida de unos 4.000 metros cuadrados, ya que el mismo es un espacio sobredimensionado para sus actuales necesidades, más aún desde que hace cuatro años las oficinas generales se trasladaron a los muelles que el puerto de Bilbao tiene en Santurtzi.

Esta iniciativa de la autoridad portuaria no busca una actuación especulativa sino racional y pública, que asegure el mantenimiento de este edificio singular y aporte valor a la ciudad con un uso que permita acceder al mismo. Dentro de ese uso, tanto el ayuntamiento como la autoridad portuaria consideran que uno de los proyectos que mejor encajaría sería el de un hotel singular, porque supondría un aprovechamiento adecuado para la ciudad, abierto al público y con una perdurabilidad social.

La venta del edificio no implicará que la autoridad portuaria deje de mantener su sede en la ciudad que lleva su nombre, dado que la entidad que gestiona el puerto buscará una ubicación alternativa en Bilbao para fijar su sede social, pero en un espacio acorde con sus actuales necesidades.

Se espera que la tramitación de este cambio de uso finalice en el primer semestre de 2018.

El ‘Hotel’ Olabarri

En 1894 el arquitecto Julián de Zubizarreta proyectó la residencia del matrimonio formado por José María de Olabarri  y Manuela Zubiria en un punto emblemático del paseo del Campo de Volantín, actual sede de la Autoridad Portuaria de Bilbao. Las obras de este “hotel” –término de origen francés que fue empleado con frecuencia en las casas construidas en el último tercio del siglo XIX- finalizaron el 2 de abril de 1897 y, hoy en día, es una de las pocas construcciones residenciales que subsisten en el paseo del Campo Volantín.

La Autoridad Portuaria de Bilbao (Junta de Obras del Puerto en aquella época) adquirió el edificio en 1953 y procedió a su ampliación de la mano de dos de los arquitectos más prestigiosos de aquellos años, Manuel Galíndez y su sobrino José María Chapa Galíndez.

Hoy en día la parte originaria de este edificio, con 120 años de historia, tiene la máxima calificación, nivel A, dentro de las normas urbanísticas municipales, por su singularidad arquitectónica. Por su parte, la ampliación de mediados del siglo XX, cuenta con el nivel C de protección.

Por este motivo la modificación del plan general deberá ser sometida a la consideración de la comisión de patrimonio de Bilbao, previamente a que el pleno de la corporación adopte el acuerdo de aprobación inicial.

Consejo asesor de planeamiento municipal de Bilbao

El consejo asesor de planeamiento municipal de Bilbao, cuya creación fue aprobada por el pleno municipal en septiembre de 2008, es un consejo sectorial de carácter participativo y deliberante, que cuenta con la intervención de distintas asociaciones vecinales, entidades vinculadas a la protección del medio ambiente y el urbanismo y asociaciones con fines sociales o económicos, junto a miembros de los partidos políticos con representación municipal.

Una de las principales funciones de este órgano consultivo es garantizar la participación vecinal efectiva en materia urbanística, mediante el asesoramiento y la emisión de informes sobre cualquier iniciativa en materia de planeamiento general municipal. Así, en el consejo asesor se informa de los asuntos que van a elaborarse por parte del área de planificación urbana o por iniciativa de terceros, con el objetivo de que sus integrantes puedan conocerlos antes de la redacción de los expedientes correspondientes y cuenten con la posibilidad de realizar sus propias aportaciones, como paso previo a su tramitación municipal.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda