Volver al listado de noticias

EL PUERTO DE BARCELONA DA EJEMPLO DE BUENA GESTIÓN CON LOS RESULTADOS DEL PRIMER TRIMESTRE

  • Puertos

NAUCHERglobal, Daniel Molero 12/04/2017

El puerto de Barcelona presentó ayer el balance de movimiento de mercancías y pasajeros en sus instalaciones a cierre del primer trimestre del año y demostró como, pese a los diferentes conflictos laborales que afectan al sector portuario, con la estiba en primer término, el trabajo bien hecho prima ante las adversidades. Se trata, en suma, de diálogo y no de imposiciones.

Los responsables de la autoridad portuaria y su comunidad, de la que forman parte tanto empresas como trabajadores –un punto a tener muy en cuenta, y ejemplo para el resto- lograron sumar y no restar y, de ahí que el balance de resultados presentados sea sobresaliente. Así, por las instalaciones del enclave de la capital catalana pasaron 13,8 millones de toneladas, cifra que representa un importante incremento, superior al 25% respecto al período enero-marzo del año anterior; y que, además, supone la segunda mayor cifra de movimiento de mercancías trimestral en la historia del puerto, tras las toneladas movidas en el segundo trimestre del año 2008, en época pre-crisis.

Este aumento del tonelaje de mercancías manipuladas se debe fundamentalmente a tres factores: el incremento de la mercancía general contenerizada, los graneles líquidos y el tráfico Ro-Ro y las rutas de short sea shipping.

En estos primeros tres meses de 2017 el puerto catalán ha crecido en número de contenedores el 34,2%, manipulando 662.280 TEUs. Aquí destaca, sobre todo, los contenedores de trasbordo, con un extraordinario agregado del 131%. Este porcentaje se debe principalmente a dos factores: el conflicto de la estiba ha hecho que las navieras desvíen sus buques de algunos puertos con destino a Barcelona –principalmente desde Valencia-. No obstante, no es la única razón: cabe destacar la labor de los equipos comerciales de empresas y autoridad portuaria en la re-captación de unos tráficos que ya eran suyos años atrás y que se habían derivado a otros enclaves (españoles y europeos) debido a que las condiciones de tasas impuestas desde Puertos del Estado en el caso perjudicaban a Barcelona respecto a otras instalaciones. A esto se le debe sumar la paz laboral existente en los muelles catalanes y los menores costes laborales por manipulación de contenedores. Ambos, motivos de peso.

También crecen, en su caso el 13%, los contenedores de comercio exterior, concretamente los de exportación. La potencia industrial y financiera de las empresas que forman parte del hinterland cercano de Barcelona ha hecho que el comercio exterior de la instalación sume desde los últimos siete años.

Asia sigue siendo el principal mercado del puerto, donde se concentra el 74% de las importaciones, al tiempo que se consolida como el principal receptor de las exportaciones, ya que recibe el 46% de las mercancías que vehicula la instalación hacia los mercados exteriores. En este período, los países que más han crecido en sus intercambios con el puerto (con incrementos de dos dígitos) han sido los Emiratos Árabes (+53%), India (+12,5%), Japón (+19%) y Egipto (+21%).

Combustibles más limpios

Por otra parte, hasta el mes de marzo la instalación catalana ha vehiculado 3,5 millones de toneladas de líquidos a granel, lo que representa un crecimiento del 23,4%. Todos los apartados de esta actividad han registrado resultados positivos: las importaciones (+27%), las exportaciones (+65%), el cabotaje (+14%) y los tránsitos (+20%).

El incremento de la gasolina (+22%) está motivado, en buena parte, por la subida de la demanda por parte de los países del Norte de África. También destaca el caso del fuel, que ha crecido un 97,4%. En este tipo de producto se observa una disminución del fuel pesado, que está siendo sustituido de manera significativa por el fuel ligero procedente de diferentes refinerías del Mediterráneo. Esta tendencia se relaciona con el hecho de que Barcelona se ha consolidado como el principal hub de repostaje para la industria de cruceros, que apuesta de manera creciente por combustibles más sostenibles.

Durante el primer trimestre de 2017, el puerto de Barcelona ha registrado 897.599 toneladas de sólidos a granel. Esta cifra supone un descenso del 6,5% respecto al mismo período del año pasado, motivado por la bajada del 40% de las exportaciones del cemento y clinker. En cambio, determinados productos, como las habas de soja (+24%), las potasas (+28%) y los piensos y forrajes (+42%) han experimentado un comportamiento muy positivo.

Impulso de la carga rodada

En cuanto a la carga rodada, el puerto de Barcelona ha canalizado un total de 90.465 UTIs, incluyendo el cabotaje con las islas Baleares y Canarias y las autopistas del mar con Italia y el Norte de África. En ambos casos, el volumen de mercancías transportado ha crecido un 11%, hasta llegar a las 55.204 UTIs en el caso del cabotaje insular y en las 35.261 UTIs en el caso de las autopistas del mar. Este último resultado supone que más de 35.000 camiones han abandonado la carretera para optar por el modo marítimo, más eficiente a nivel económico y medioambiental.

Con 204.274 unidades, el tráfico de vehículos ha registrado un ligero descenso (-2%), debido principalmente a la bajada del tráfico de cabotaje con las islas (-6%) y, en menor grado, a las importaciones (-4%) y las exportaciones (-1%), mientras que el transbordo ha crecido un 4%. El descenso de las exportaciones se relaciona con la atonía en el ritmo de fabricación del primer trimestre, cuando la producción de vehículos ha tenido un descenso del 1%.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda