Volver al listado de noticias

EL PUERTO DE BARCELONA CIERRA 2016 CON RÉCORD DE TRÁFICOS Y UN CASH FLOW DE 86,2 MILLONES

  • Economia Marítima
  • Administración marítima
  • Infraestructuras portuarias
  • Puertos
  • Empresas marítimas
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Daniel Molero 31/01/2017

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, y su director general, José Alberto Carbonell, han presentado esta mañana los resultados de movimiento de mercancías y económicos del puerto catalán. Unas cifras que, en palabras de Cambra, “hacen de 2016 un año muy positivo para el puerto, sobre todo desde el punto de vista de su internacionalización”.

En total, el tráfico en Barcelona en 2016 fue de 48,6 millones de toneladas, con un crecimiento del 3,4% respecto al tráfico acumulado en el año anterior. Cambra ha destacado el récord histórico en lo que ha denominado “tráfico de hinterland”, que ha definido como  aquel que no atiende a taras ni a trasbordo. En total en este concepto se ha alcanzado un tráfico récord en la historia de la instalación: 31,4 millones de toneladas, el 2,1% más que el año anterior. Según el presidente, el puerto de Barcelona es el enclave con mayor movimiento de este tipo tiene en el Estado y, entre otros “ha generado un volumen de 200.000 jornales en la sociedad de estiba”.

A la vista de estos resultados, el movimiento del puerto denota máximos históricos en el movimiento de contenedores de comercio exterior, vehículos y pasajeros. Así, el volumen de carga contenerizada de comercio exterior fue de 1.202.007 TEUs, el total de vehículos de 916.834 unidades; y el movimiento de pasajeros de 3.958.960 viajeros, sumando ferrys y cruceros).

En cuanto al total de contenedores, la instalación ha superado los 2,2 millones de TEUs. Este registro supone un incremento del +14,5%, el más elevado de la última década. El comportamiento ha sido muy positivo en todos los apartados que integra este tráfico: contenedores de comercio exterior (importación y exportación), cabotaje con las islas Baleares y Canarias y transbordo.

Durante 2016, los contenedores de comercio exterior han seguido creciendo, lo que refleja el esfuerzo del tejido productivo del entorno para abrirse al exterior y una clara reactivación del consumo interno. Así, los contenedores de exportación han crecido un 3,8% (hasta alcanzar los 683.527 TEUs) y los de importación han avanzado a un ritmo del 8,7% (con un total de 518.480 TEUs). Por su parte, la carga contenerizada de cabotaje con las islas ha avanzado un 10% (hasta los 124.455 TEUs) y los contenedores de transbordo han crecido un 47% (431.750 TEUs). Esta última cifra indica una tendencia a la recuperación de un tráfico que durante los años de crisis se vio muy perjudicado.

Respecto del movimiento de vehículos del puerto ha crecido un 4%, hasta alcanzar la cifra récord de 916.834 unidades. Buena parte de este total (778.109 automóviles) son de comercio exterior: las exportaciones siguen creciendo (+3%, superando las 465.000 unidades), mientras que las importaciones avanzan a un ritmo del 20% (aunque en términos absolutos suman menos unidades: 206.000).

El movimiento de pasajeros también ha registrado máximos históricos, con casi 4 millones de viajeros (3.958.960 personas, +6,7%), cifra que incluye tanto usuarios de ferrys como de cruceros. Los viajeros de ferrys (1,27 millones), que se desplazan en las islas Baleares, Italia o Norte de África, han crecido un 9%. Por su parte, los cruceristas sumaron 2,68 millones (+ 5,6%), que supone asimismo el récor histórico de la instalación catalana, el primer puerto de Europa y del Mediterráneo en este aspecto y, sobre todo por lo que respecta a turistas que usan el puerto para embarque y desembarque como puerto base que representan el 58% del total de cruceristas.

En cuanto al tráfico Ro-Ro, el puerto de Barcelona ha encaminado más de 370.500 UTIs, un 2,9% más que el año anterior. Este segmento de actividad incluye tanto los intercambios de carga rodada con las islas (235.400 unidades, + 7,4%) como el tráfico de short sea shipping, que ha canalizado más de 135.000 UTIs con diversos destinos de Italia y del Norte de África que ha descendido debido a la restructuración de la línea con Savona. No obstante, ha habido un aumento del número de pasajeros, sobre todo en las líneas con Italia, hasta alcanzar las 531.000 personas.

También han caído en este caso los graneles, tanto los sólidos como los líquidos. En el primer caso, que ha caído el 0,8%, se deriva del descenso de haba de soja que se debe al paro en una de las terminales (Cargill) para acometer mejoras dentro del nuevo contrato de concesión firmado hace unos meses.

Respecto a los líquidos, que descienden el 5,1% se debe, fundamentalmente a la coyuntura del mercado por lo que respecta al trasbordo de gas en las terminales de trasbordo de Lukoil-Meroil y Tradebe (el 18%). En todo caso, el gasóleo (principal hidrocarburo que pasa por la instalación catalana), ha crecido un 16,4% hasta alcanzar los 2,7 millones de toneladas.

Excelentes cifras en el aspecto económico

En cuanto a los resultados económicos se refiere, durante el ejercicio 2016, cabe destacar la importante capacidad para generar recursos de la instalación, con un cash flow (flujo económico disponible) de 86,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 17 % respecto al año anterior.

El importe neto de la cifra de negocio se ha mantenido estable respecto al año pasado, con 155,3 millones de euros a pesar de la importante reducción hecha por el puerto de las tasas aplicadas a las concesiones, fruto de la nueva valoración de terrenos, según ha explicado el presidente. Así, a cierre provisional del ejercicio y a falta de las últimas auditorías, el puerto ha obtenido unos beneficios de 33,2 millones de euros (-16%). “Este descenso se debe, principalmente, a que en 2015 se obtuvieron unos beneficios extraordinarios derivados de la venta de varios activos financieros”, según Cambra, como la venta de participación en MB92.

Por otro lado, en el año 2016 el puerto de Barcelona ha conseguido reducir de forma muy significativa la deuda a largo plazo que tiene contratado con el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Después de la cancelación anticipada de 20,8 millones de euros –cifra que se debe sumar al calendario de amortizaciones previstas- la instalación catalana ha reducido un 13% su endeudamiento, que ahora se sitúa en 303,9 millones de euros, que representa un 24% de la previsión de ingresos.

En total, el superávit esperado es de 60 millones de euros debido a que la inversión ejecutada ha sido más baja de lo previsto inicialmente, a causa de los accesos ferroviarios y viarios al puerto.

Finalmente, durante el año pasado, se han ejecutado inversiones por valor de 25,9 millones de euros, entre las que destacan varias obras relacionadas con los accesos ferroviarios, actuaciones en el muelle Prat, la ampliación de la terminal ferroviaria de la dársena Sur, el nuevo acceso viario y ferroviario al muelle Álvarez de la Campa o la nueva fábrica de hielo de las instalaciones pesqueras, entre otros.

Para el presente año está prevista la inversión pública de 135 millones de euros principalmente en los nuevos accesos ferroviarios, la remodelación de la zona pesquera, el movimiento de precargas de la futura estación intermodal, la instalación del shiplift en Marina Barcelona 92, aprobada la pasada semana, o la rehabilitación del edificio histórico del Portal de la Pau, obras que ya se han iniciado, entre otras actuaciones.

Por parte de las empresas concesionarias las principales obras se darán en la terminal de ICL de potasas, en las citadas obras de MB92, la inauguración de la Marina Vela, o en la futura terminal de cruceros del muelle Adosado por parte de Carnival.

* Puede acceder al documento presentado a través de este enlace (en catalán)

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda