Volver al listado de noticias

EL PUERTO DE BARCELONA CERRARÁ 2014 CON UN ELEVADO CRECIMIENTO Y UN CAMBIO DE TENDENCIA

  • Economia Marítima
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 23/01/2015

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, fue ayer el invitado a la comida-coloquio que regularmente organiza la Cámara de Comercio de Barcelona, ante un nutrido grupo de empresarios de la denominada sociedad civil catalana. Aprovechó este foro para dar a conocer los datos de cierre del año 2014, que dejan buenas cifras de crecimiento, con un porcentaje global del 9%.

Sin llegar aún a los guarismos del trienio 2006-2008, lo cierto es que el pasado año ya se superaron los números de 2005 con un global de 46,3 millones de toneladas, por los 42,6 del ejercicio 2013. No obstante, de en incremento destaca especialmente el cambio de tendencia entre importaciones y exportaciones: antes del inicio de la crisis económica las importaciones comandaban la balanza comercial, con un ratio del 60%-40% sobre las exportaciones. Los datos que presentó ayer Cambra muestran una inversión en estos parámetros: ahora son las exportaciones comerciales desde el puerto las que encabezan la balanza, con idéntico ratio.

El presidente del puerto avanzó los principales indicadores de tráfico: en contenedores, las terminales de la instalación catalana han conseguido sumar cerca de 200.000 TEUs más a los 1,7 millones del año 2013, lo que supone un incremento del 10%. Destacó de este tráfico los más de 621.000 contenedores llenos para la exportación (+7%) y los más de 437.000 TEUs llenos de importación (+12%). Es importante puntualizar la palabra “llenos”. En otros puertos del sistema estatal que se jactan de un gran movimiento de contenedores contabilizan los llenos y los vacios de forma indiscriminada; un dato que debiera ser tenido en cuenta por parte de Puertos del Estado a la hora de aplicar tarifas y bonificaciones.

Cabe destacar en este aspecto que las exportaciones de contenedores llenos en Barcelona alcanzan un crecimiento del 43% respecto a las cifras obtenidas en el año 2008. Pese a ello, la comunidad portuaria cree necesario lograr más transbordos.

Respecto a otros tráficos, Cambra avanzó que el short sea shipping, donde Barcelona lidera ampliamente el ranking estatal, creció por encima del 10%, con un movilizado de 112.507 UTIs (unidades de transporte intermodal). Por su parte, los graneles también han dado buen rendimiento a las cifras positivas de la instalación: en el caso de los sólidos, han crecido el 9%, alcanzado los 4,8 millones de toneladas. Los líquidos lo han hecho más, el 21%, con un movimiento de 12,9 millones, gracias al buen funcionamiento de las nuevas terminales instaladas en el muelle de la Energía. Respecto a los automóviles –Barcelona es también el primer puerto del Sur de Europa y del Mediterráneo en este parámetro- el crecimiento se ha situado en el 6%, con 748.000 unidades aproximadamente, la mayoría de vehículos de importación.

Cambio de flujo en el comercio internacional

Cambra también habló del cambio de flujos del comercio internacional a raíz de las alianzas entre empresas navieras: así, mientras no hace tantos años las rutas Asia-Europa dejaban al Mediterráneo en un segundo término con el correspondiente beneficio de los grandes puertos del Norte del continente, esta tendencia se está empezando a moderar: “La cuota actual se sitúa en un 70%-30% entre el Norte y el Mediterráneo y, a medio plazo esperamos que sea del 60%-40%”, dijo el presidente. El Sur de Europa –y concretamente Barcelona- están en una posición privilegiada para las navieras los tres a cuatro días de que se ahorran desde el Mediterráneo a Rotterdam, por ejemplo, derivan también en una reducción del combustible, y de los costes económicos, logísticos, ambientales, además del citado transit time… y la buena posición para acceder al mercado africano.

Para lograr captar a las navieras Barcelona hace años que tiene abierta la estrategia de crecer en el segmento ferroviario. A cierre de 2014, la cuota de ferrocarril del puerto se situaba en el 12%, cuando en 2006, en plena época de bonanza económica era del 2,5%. A corto plazo el presidente espera que esta cuota alcance el 20%, lo que situará a la capital catalana en sintonía con los puertos del Norte de Europa. Por lo pronto es el único puerto del sistema estatal con conexión directa de mercancías con la frontera francesa y faltan por ejecutar importantes obras de accesibilidad terrestre.

El fondo de accesibilidad no afectará a Barcelona

Saliendo de las meras cifras y porcentajes, y centrando la mirada en la citada accesibilidad, los empresarios mostraron a Cambra su contrariedad ante el fondo inventado desde el Ministerio de Fomento. El mensaje en este sentido es claro: no afectará al puerto de Barcelona. Cambra recordó como el año pasado el Ministerio había puesto sobre la mesa el proyecto inicial por el cual cada puerto debía ceder obligatoriamente el 50% de sus beneficios a dicho fondo, lo que puso en pie de guerra al sector portuario (ver información relacionada).

Del pacto recientemente alcanzado entre el Ministerio (con Puertos del Estado), la Generalitat y la propia Autoridad Portuaria, se deriva que la última versión de este fondo (“que mejor que no se hubiera creado”), una vez aprobado eliminará esta obligación en tanto un puerto este asumiendo con recursos propios proyectos de accesibilidad. “Afortunadamente –señaló Cambra- tenemos suficientes proyectos a desarrollar para Barcelona como para que el puerto deba realizar aportaciones a este fondo en el medio y largo plazo”.

Sólo recordar los accesos ferroviarios definitivos a las terminales, la construcción de la futura estación multimodal en el antiguo cauce del Llobregat –paralizada por la crisis-, la remodelación o reordenamiento de la ya obsoleta estación de Morrot, la mejora de la de Can Tunis, la llegada del tramo ferroviario a la ampliación del muelle Prat o las inversiones en las estaciones pertenecientes al puerto en el hinterland… y sin contar con los accesos viarios en las zonas Norte y Sur del puerto o las obras del corredor Mediterráneo, dan la idea de que la inversión en accesos tiene muchos proyectos y años por delante: eso sí, esto no quiere decir que el Estado deba dejar de participar económicamente en los mismos, ni torpedear las demandas de la comunidad portuaria y logística de la capital catalana. La autonomía económica debería ser igual para todos.

La competencia no está en casa

Otro de los pun tos claves tratados por Sixte Cambra es la competencia. No está en España. Ni tan siquiera en el Mediterráneo. Los competidores directos del Barcelona no son Valencia, Algeciras, Gioa Tauro, Marsella o TangerMed sino Rotterdam, Amberes, Hamburgo, Bremerhaven… Sin embargo, el presidente del puerto lamento la rigidez del sistema español y la falta de autonomía para fijar precios, como sí pueden hacer las instalaciones del Norte. “Aquí sólo contamos con un pequeño margen a través de las bonificaciones. Las tasas vienen marcadas por los Presupuestos Generales del Estado”, recordó.

“En el Norte de Europa, también son puertos públicos, pero tienen una estructura descentralizada lo que les otorga una mayor flexibilidad”. Lo cierto es que la autonomía económica de cada puerto es una falacia si los precios vienen fijados desde el Paso de la Castellana.

Portal de la Pau e IMAX

Para finalizar su intervención, Sixte Cambra negó cualquier opción de que la sede de la Autoridad Portuaria del portal de la Pau pueda convertirse en un hotel, pese a lo que algunos medios y otros infectados político-vecinales puedan llegar a publicar. En estos momentos existe un proyecto muy avanzado para realizar una rehabilitación integral del histórico edificio original, que se licitará en los próximos meses.

Se mantendrá en la zona noble la sede institucional de la Autoridad Portuaria y se recuperará el espacio para realizar los consejos de administración. Mientras, la planta baja estará dedicada a un espacio tecnológico –no museístico- de divulgación de la cultura portuaria y marítima de Barcelona. Respecto a otra patata caliente, el edificio IMAX del Port Vell, Sixte Cambra se limitó a recordar que tiene vigente su concesión administrativa y “tenemos que ver el posicionamiento de la empresa concesionaria antes de tomar ninguna decisión”. Cualquier publicación sobre un posible derribo y reutilización para otros fines del edificio son, por ahora, fantasías de algunos.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda