Volver al listado de noticias

EL PUERTO DE ALMERÍA ENCARGA REALIZAR UN ESTUDIO DEL ESTADO ACTUAL DEL 'CABLE INGLÉS'

  • Infraestructuras portuarias

NAUCHERglobal, Redacción 10/10/2017

En sintonía con el momento actual, a la espera de la redacción del pliego del plan maestro que definirá las zonas estratégicas de actuación del proyecto puerto-ciudad, la Autoridad Portuaria de Almería ha decidido realizar una inspección y posterior estudio del estado del cargadero de mineral, más conocido como ‘Cable Inglés’.

Anteriormente, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha sometido a la estructura del cargadero de mineral a distintas intervenciones de conservación, limpieza y rehabilitación parcial. En este sentido, la Autoridad Portuaria de Almería ha remitido el informe técnico a la delegación territorial de Cultura de la Junta, y así, también se suma a este control rutinario dada la antigüedad de la infraestructura industrial de la capital almeriense.

Realizada una primera inspección visual, se ha estimado conveniente intervenir con este estudio para elaborar un diagnóstico exhaustivo del estado de conservación de la estructura metálica y diseñar la estrategia a seguir de cara a la seguridad del monumento y los viandantes que transitan bajo la misma.

Por ello, la autoridad portuaria ha encargado a la reconocida empresa Intemac (Instituto Técnico de Materiales y Construcciones) con una partida presupuestaria de 17.680 euros, la elaboración de dicho informe. Esta empresa es especialista en detectar patologías estructurales y elaboración de informes, lo que ayudará a determinar las medidas a adoptar para garantizar la seguridad y funcionalidad del Cable Inglés.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería, Mari Carmen Ortiz, tras valorar la puesta en marcha del estudio con los técnicos estima “necesario indagar en la estructura centenaria del Cable Inglés por ser un elemento que forma parte del paisaje de la ciudad y que además, estará muy presente en las primeras actuaciones de desarrollo del proyecto puerto-ciudad”.

En primer lugar, se realizarán los trabajos de campo procediendo el personal de la empresa a inspeccionar la estructura metálica y realizar mediciones de espesores, así como, toma de muestras para la realización de ensayos en laboratorio. Como resultado de todo el proceso anterior, se identificarán las zonas o elementos en los que se requiere una actuación para evitar situaciones de riesgo y se precisarán las medidas a adoptar para evitar una evolución desfavorable de la situación presente, además de elaborar un programa de mantenimiento.

Finalmente, en función del uso que se pretenda dar a la estructura, se estudiarán los condicionantes que el estado del cargadero de mineral plantea a dicho uso y se determinarían las medidas de reparación y refuerzo que fuesen necesarias para su completa utilidad en un futuro.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda