Volver al listado de noticias

EL PUERTO DE ALICANTE ENCUENTRA DEFICIENCIAS EN 36 DE LAS 158 BALIZAS INSPECCIONADAS

  • Seguridad marítima
  • Medio Ambiente Marino

NAUCHERglobal, Redacción 10/04/2019

La Autoridad Portuaria de Alicante ha realizado, durante el primer trimestre del año, una campaña de inspección de las señales de ayuda a la navegación marítima.

La instalación y mantenimiento de estos balizamientos corresponde a terceros, bien a la Generalitat Valenciana en los casos de puertos que son gestionados por ésta, bien concesiones a clubes náuticos o empresas privadas con instalaciones tipo piscifactorías que requieren ese tipo de avisos a la navegación. Todas las señales deben ajustarse a las resoluciones aprobadas por Puertos del Estado, en su comisión de Faros.

Los técnicos de ayuda a la navegación del puerto de Alicante han inspeccionado 158 balizas, de las cuales 36 no presentaban conformidad respecto a lo marcado en las resoluciones.

Como problemas más usuales se encuentra el deterioro de la pintura de las señales, o variaciones en el ritmo o intensidad de las luces que aportan información y alertan de su presencia en la oscuridad de la noche.

La Autoridad Portuaria de Alicante dispone, además de las de inspección y control, de las competencias sancionadoras según se recoge en la normativa aprobada por Puertos del Estado, aunque previo a la sanción, los titulares tienen un tiempo para subsanar las deficiencias detectadas.

Las señales de ayuda a la navegación son dispositivos visuales, acústicos o radioeléctricos que están destinados a garantizar la seguridad de la navegación, y a facilitar sus movimientos.

A pesar de los avances tecnológicos, no todos los barcos y buques que surcan el mar territorial español disponen de sistemas de alerta, para evitar peligros en sus travesías como pueden ser las piscifactorías.

Las boyas y balizas cumplen una triple función de seguridad, ya que son elementos indispensables para alertar de la posición de estos peligros a la navegación, pero también para poder situarse sobre las cartas náuticas, sirviendo de referencia para tomar latitud y longitud del punto donde se encuentran. Además, también sirven para facilitar la recalada de buques y embarcaciones de recreo, hasta los puertos de destino o puntos del litoral donde se dirigen.

Los técnicos de la autoridad portuaria continuarán velando por el cumplimiento de la normativa, una vez finalizada la campaña de inspecciones.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda