Volver al listado de noticias

EL PESAJE DE CONTENEDORES. LA RECTA FINAL

  • Seguridad marítima
  • Derecho marítimo
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Internacional

JUAN ZAMORA 14/04/2016

Blog: "El barógrafo"

Desde NAUCHERglobal llevamos tiempo ocupándonos de la necesidad de pesar los contenedores antes de su embarque, un asunto de gran importancia e incidencia en la operativa portuaria de los contenedores y, sobre todo, en la estabilidad de los buques. Recordemos la tragedia del portacontenedores MOL CONFORT.

En estos momentos estamos llegando al estadio final del proceso normativo que ha de regular el pesaje de los contenedores. Es inevitable que antes de julio, la Administración central, a través de la DGMM, dicte la norma mediante la cual se aplicarán las directrices IMO-SOLAS de verificación del peso de los contenedores (VGM).

Llegados a este punto, hemos de reconocer que nuestras consideraciones acerca de la gestión del asunto por parte del Ministerio de Fomento no eran acertadas. En NAUCHERglobal atribuimos a Puertos del Estado una voluntad de inmiscuirse en los ámbitos competenciales propios de la DGMM, responsable de la aplicación del convenio SOLAS y de la seguridad marítima en general, cuando la realidad es que los trabajos preparatorios de la norma que ha de regular en España el pesaje de los contenedores son el resultado de una estrecha colaboración entre ambos organismos. Iniciado por la DGMM, desarrollado por Puertos del Estado, y finalmente cocinado por Marina Mercante, el proceso culminará con la publicación en el BOE de un Decreto del Ministerio de Fomento. Es justo por tanto reconocer la encomiable aportación de Puertos del Estado al trabajo desarrollado.

Sentado lo anterior, conviene llamar la atención de la DGMM acerca de los plazos. La norma ha de entrar en vigor en julio de 2016, y estamos en abril. Algunas organizaciones portuarias (DP World) han anunciado que establecerán un sistema de pesaje para ayudar a una buena gestión de la norma en los puertos donde operan, lo que supone una excelente iniciativa.

No sabemos, sin embargo, qué pasará en España. Las grandes empresas lo tienen fácil. Sus básculas calibradas y certificadas facilitarán un peso que será aceptado en las terminales y por tanto, los contenedores llegaran con su VGM a puerto con tiempo suficiente para la confección de la lista de carga por parte de los departamentos de operaciones de las terminales, siendo de esperar que el proceso no ocasione ningún retraso ni problema. Pero, ¿qué pasará con los medianos y pequeños exportadores? ¿Y los NVOCCs?

Estos necesitarán un servicio de obtención de la VGM que las autoridades portuarias, si quieren mantener sus cuotas de movimiento de contenedores, deben de ofrecer. Serán las terminales de contenedores los actores más apropiados para ello, bien pesando los contenedores sobre camión en la puerta de entrada (existen terminales que ya lo hacen), o bien en los van–carriers que colocan los contenedores en sus estibas correspondientes. Estos van carriers pueden ser fácilmente equipados con un sistema de pesaje del contenedor cuando lo elevan. Y aún más. Diversas iniciativas privadas han ofrecido a las Autoridades Portuarias, en algunos enclaves, la posibilidad de instalar un sistema de pesaje debidamente calibrado y certificado para ofrecerlo como un servicio comercial más dentro del el área portuaria. Pero las AAPP no se pronuncian. Tampoco lo hacen claramente las terminales de los diversos puertos de interés general. Y ello es lo que nos lleva desde aquí a pedir celeridad a la DGMM para ultimar y publicar la norma.

Los actores necesitan claridad y algo de tiempo para tomar las medidas que sean necesarias una vez se conozcan las reglas con las que se va a jugar el partido. La IMO estableció el marco general, pero dejó a los Estados la forma concreta de aplicarlo, de modo que es imprescindible que la DGMM regule con claridad cómo hemos de hacerlo en España.

También vemos necesaria la reunión de los diversos actores en cada puerto para fijar procedimientos comunes, como la notificación vía EDI, que facilite la puesta en marcha del proceso.

El tiempo vuelve a ser muy importante, pero en esta ocasión lo utilizamos con otro criterio. ¿De cuánto tiempo dispondrán los shippers para entregar la VGM a la terminal antes de la salida del buque?. Cuestión nada baladí y que requerirá un amplio acuerdo entre las partes. Confiemos. 

 

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda