Volver al listado de noticias

EL FUTURO DE LAS AUTOPISTAS DEL MAR PASA POR UNA MAYOR IMPLICACIÓN DE LA INDUSTRIA MARÍTIMA

  • Navieras
  • Proyectos marítimos europeos
  • Internacional

NAUCHERglobal, Xavier Fernández de Castro 20/11/2017

El éxito de las Autopistas del Mar está fuera de toda duda, pero su implantación no ha sido tan rápida ni tan extensa como cabría esperar porque la industria marítima no ha sido suficientemente ambiciosa a la hora de optar a los fondos europeos para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T, en sus siglas inglesas), como sí lo ha sido, por ejemplo, el sector ferroviario. Esta es la principal idea sobre la que gira la 1ra Conferencia del Grupo Industrial Ad-Hoc para el Desarrollo de Autopistas del Mar que se celebra esta semana en Barcelona.

“El objetivo de la conferencia es debatir y llegar a acuerdos para que la industria marítima pueda ir a Bruselas y hacer lobby para concienciar a la Unión Europea de que el transporte marítimo necesita apoyo y no distorsiona la competencia. No queremos subvenciones”, ha explicado en la sesión inaugural el ex administrador principal de la Política de TEN-T de la DG Move y presidente de la conferencia, José Anselmo.

En total habrá seis conferencias hasta junio de 2018 para conseguir que la industria abandone “el perfil bajo” que siempre le ha caracterizado y dé un paso adelante para luchar por sus intereses de una forma abierta y clara. La de Barcelona, que cuenta con la colaboración de la Escola de Short Sea Shipping de Barcelona y del Centro Internacional de Métodos Numéricos en la Ingeniería (CIMNE), sirve para dar el pistoletazo de salida a un ciclo de conferencias que podría marcar un antes y un después en la industria marítima y su forma de relacionarse con la Unión Europea.

“Hay demasiada gente en Bruselas que no sabe nada de transporte marítimo y que toma decisiones sobre el futuro del sector”, ha añadido Anselmo, que considera que la clase política tiene mucho que aprender sobre la importancia del transporte marítimo para la buena marcha de la economía. En 2020 empieza un nuevo periodo financiero y el sector marítimo debe trabajar unido para presentar más y mejores proyectos a los fondos que otorga el Mecanismo Conectar Europa (CEF), que entre 2014-2020 cuenta con un presupuesto de 22.400 millones euros, de los cuales solo una pequeña parte se ha destinado a las Autopistas del Mar.

En este sentido, el coordinador de la Comisión Europea para las Autopistas del Mar, Brian Simpson, ha recordado a los representantes de la industria presentes en la conferencia que el ferrocarril les “gana por goleada” y que la única manera de conseguir más fondos es que intensifiquen los contactos a nivel gubernamental. “Necesitamos que habléis con vuestros gobiernos para lograr más apoyo para las Autopistas del Mar”, ha dicho. Desde 2014, las Autopistas del Mar, que son clave en la “integración del transporte marítimo en la cadena logística”, han recibido unos 650 millones de euros, un ínfimo 2,9% del total de los fondos CEF.

El buen rendimiento de las líneas existentes demuestra que la demanda está ahí y cada año va a más. El director comercial de Short Sea Shipping de Grimaldi Lines, Guido Grimaldi, ha puesto en valor los 500.000 camiones que la naviera italiana mueve cada año entre España e Italia. “Las Autopistas del Mar son un modo de transporte sostenible para reducir las emisiones de CO2, pero también los costes, que al final es lo que las hace atractivas para las empresas”.

Grimaldi ha lamentado que, cuando se habla de transporte marítimo, “siempre se mencionan los contenedores y los cruceros”, que son los más vistosos, pero ha recordado que los barcos Ro-Ro representan el 10% de la flota mundial, con unos 9.000 buques, mientras que la flota de portacontenedores ronda los 4.500 y los cruceros apenas a llegan a 400, por lo que las medidas para este sector “tienen mucho más impacto”. El directivo también ha reconocido que en el Sur de Europa todavía “falta mucha comunicación” y que hacen falta más conferencias de este tipo para que el sector vaya a una en los programas europeos. “Conseguimos una parte muy pequeña del pastel en comparación con el ferrocarril”.

Pero las Autopistas del Mar no son solo importantes para reducir el impacto medioambiental del transporte, sino que también juegan un papel fundamental “en la cohesión territorial y el impulso de la economía” de las regiones periféricas, tal y como ha apuntado la eurodiputada portuguesa Claudia Monteiro de Aguilar. “La posición geográfica privilegiada de esta nueve regiones, situadas a medio camino entre Europa, América y África” las hace especialmente atractivas para aportar valor añadido a la cadena logística, pero como dependen en gran medida del transporte marítimo, necesitan el desarrollo de las Autopistas del Mar para cumplir con su función de nodos logísticos. “La innovación y la formación son imprescindibles” y necesitan financiación para ser realmente efectivas. “Debéis trabajar juntos para conseguir más recursos”, ha concluido.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda