Volver al listado de noticias

EL FORO ECONÓMICO MUNDIAL CRITICA LA FALTA DE INFRAESTRUCTURAS PARA EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

  • Economia Marítima

NAUCHERglobal, Daniel Molero 31/01/2013

La falta de infraestructuras de transporte (incluidas las marítimas) es el principal obstáculo para lograr un mayor crecimiento económico mundial. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por el Foro Económico Mundial, en colaboración con el Banco Mundial y la consultura económica estadounidense Bain & Company.

Según el informe (adjunto, en inglés) "Facilitación del comercio: valoración de oportunidades de crecimiento", presentado hace pocos días en Davos (Suiza), la reducción de barreras en las cadenas de suministro podrían hacer que aumentara el comercio mundial en un 15% y la producción económica en otro 5%.

Este informe pone de relieve una variedad de barreras bien identificadas en las cadenas de suministro como la escasez o ausencia en algunos casos de infraestructuras físicas y técnicas, los controles fronterizos, la burocratización de los trámites aduaneros, la falta de coordinación entre los organismos nacionales, o las regulaciones que favorecen a los productos locales, por encima de las importaciones.

El Foro Económico Mundial estima que el comercio mundial se incrementaría en cerca de 1.200 millones de euros, mientras que el PIB mundial aumentaría hasta los 2.000 millones de euros si cada país mejorara dos de las principales barreras en las cadenas de suministro: las infraestructuras inadecuadas (a partir de la adopción de mejoras tecnológicas en las comunicaciones), y mediante la racionalización y simplificación de los procedimientos fronterizos y administrativos.

Según señaló Kim Fejfer consejero delegado de la compañía danesa APM Terminals "este informe deja claro que la inversión en infraestructuras de transporte puede tener un impacto positivo e inmediato en el crecimiento del comercio y el desarrollo económico y social, particularmente en las áreas de los mercados emergentes".  Fejfer, es uno de los participantes habituales en la reunión de líderes políticos y empresariales internacionales en las reuniones de Davos.

Los autores del estudio han analizado los efectos de las barreras comerciales poniéndose en contacto con unas 90 empresas con actividad internacional e ingresos superiores a los 600 millones de euros. De estas compañías, 35 empresas presentaron estudios propios sobre las principales dificultades para la importación y exportación de las mercancías.

Respecto al segmento marítimo, el informe señala que el cabotaje terrestre supone una restricción al movimiento de mercancías dentro de las fronteras de cada país. No obstante, el Foro Económico Mundial puntualiza que este sistema de transporte se basa en sólidos motivos de seguridad y autoprotección de la producción estatal. En cualquier caso, las ineficiencias que genera afectan a toda la cadena de suministro.

El informe pone como ejemplo a Estados Unidos, país del que explica que si se relajaran las restricciones al cabotaje se podrían reducir los costos anuales de transporte en aproximadamente 150 millones de euros. Esta rebaja se daría de transportar las mercancías por vía marítima en lugar de hacerlo por ferrocarril o carretera.

Por su parte, en China, relajar las regulaciones para el transporte internacional podría ayudar a reducir costos de entre 400 y 650 millones de euros. Y el redireccionamiento de las mercancías hacia el sector marítimo podría aportar ingresos, ahora no contabilizados, de hasta 750 millones de euros.

En el transporte marítimo internacional -según el informe- la regulación actual de las transferencias sobre importaciones y exportaciones están, en gran parte motivadas por las preocupaciones a nivel comercial. Estas regulaciones crean puntos débiles en las rutas comerciales mundiales, y su impacto negativo sobre los costos y la eficiencia no se ven compensados por la contribución al comercio exterior por parte de ningún país.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda