Volver al listado de noticias

EL DIRECTOR DE SASEMAR DESTITUYE AL JEFE DEL CENTRO DE COORDINACIÓN DE ALMERÍA

  • Gente del mar
  • Salvamento Marítimo
  • Administración marítima
  • Puertos

NAUCHERglobal, Ricardo Enebros 08/02/2019

Miguel Zea Gandolfo tiene bien merecida la fama de hombre de profundos principios religiosos, católicos naturalmente. Y además es muy conocido en el ámbito del salvamento marítimo español, pues durante los últimos 25 años, toda una vida, ha dirigido el Centro de Coordinación de Salvamento de Almería. Durante esos 25 años, según proclama el sitio en la red, Salvamento Marítimo ha “buscado, rescatado o asistido” a más de 350.000 personas.

Persona discreta, Miguel Zea ha ocupado en los últimos días varios titulares en la prensa local. La razón: el director de Sasemar ha decidido destituirle de forma fulminante ante la actitud resistente del jefe del centro de Almería contra las nuevas órdenes de tomarse con calma el salvamento de los ocupantes de esos esquifes y neumáticas de infame factura que, cargados de personas, pretenden llegar a Europa.

Como saben los lectores de NAUCHERglobal, el Gobierno ha decidido ahora cambiar la política que hace tan sólo seis meses celebró con fanfarrias la llegada del AQUARIUS al puerto de Valencia con 600 personas recogidas en la mar, y la llegada del OPEN ARMS a Barcelona con 60 y no menos alharacas. Dicen que el Gobierno maneja un informe confidencial, probablemente elaborado por la Guardia Civil, que concluye que el salvamento de migrantes, convertidos en náufragos por la acción criminal de las empresas que los embarcan a cambio de un buen precio, sólo consigue aumentar los envíos y por tanto las muertes. O sea que del bien no deriva necesariamente más bien, sino a veces el mal, como bien apuntaba el filósofo polaco Kolakowski.

Y el Gobierno que preside el resistente Sánchez no ha dudado en dar un bandazo de 180 grados. Ahora la consigna es no salvar. Naturalmente, esas órdenes de la dirección de Sasemar no se ponen por escrito, que no son tontos, son órdenes verbales transmitidas por el licenciado en Derecho Ignacio (Nacho) López Cano, el olvidado activista malagueño por la paz y la cooperación internacional, que el ministro Ábalos, cargo que compatibiliza con el de jefe de personal del PSOE, tuvo a bien colocar de director de Sasemar. El chico no sabe mucho de barcos, y menos de operaciones SAR, pero es un muchacho sumiso, obediente y fiel a quienes le han nombrado. Ayer salvador, hoy no se sabe. Y siempre con la determinación que le piden sus superiores: hay que destituir a Miguel Zea, que ha demostrado valor y carácter, pues se le comunica el cese inmediato y listo.

Para qué. Tras la destitución de Zea, han dejado al puerto de Almería con tan sólo una embarcación de perfil bajo, una salvamar, cuando antes disponía de dos guardamares, un buque de salvamento y la salvamar.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda