Volver al listado de noticias

“EL DESARROLLO POLÍTICO DE CADA PAÍS EN LATINOAMÉRICA LIMITA EL PROGRESO DE LOS PORTUARIOS”

  • Gente del mar
  • Economia Marítima
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 30/09/2015

Esta semana, NAUCHERglobal ha tenido la oportunidad de conversar con Mauricio Zarzuelo. Se trata de un veterano estibador argentino de ideas claras, implicación con los trabajadores y un discurso interesante, aunque rudo, que representa al International Dockworkers Council (IDC), como coordinador del sindicato en la zona de Latinoamérica.

De ruta en Europa (esta pasada semana han mantenido encuentros con los trabajadores en Liverpool, Reino Unido), Zarzuelo ha hecho escala en España, donde se encuentra la sede internacional de IDC para coordinar las acciones a corto y medio plazo del sindicato. En esta visita nos ha explicado cómo las connotaciones políticas en América del Sur condicionan el desarrollo de sus puertos y, por tanto, de sus trabajadores.

Crítico con la situación en su zona, el coordinador regional de IDC señalaba que “no se puede superar el atraso político con el desarrollo económico y tecnológico”. A nivel laboral, por ejemplo, “el movimiento obrero –portuario- está muy atomizado y las aún recientes dictaduras en Latinoamérica hacen que los sindicatos sean demasiado débiles [para establecer diálogos con los Gobiernos] y que la media de sindicación apenas llegue al 3%” de los trabajadores.

Además, “cada país convive con situaciones diferentes: en Uruguay tenemos un sindicato unificado; en Paraguay, por la dictadura, el trabajo en los puertos es esclavo y cuentan con escasa tecnología y menores medios; en Brasil existen hasta cinco sociedades sindicales surgidos de movimientos políticos y con mucha división entre ellos; en un país rico como Argentina existen aún enormes desigualdades sociales… El movimiento sindical debe volver a empezar desde su inicio en toda Latinoamérica –explica- pero va a llevar muchos años recomponerlo”.

Según Zarzuelo, “la realidad es que la gente más mayor no se compromete: ha habido muertes, secuestros, despidos en masa, corrupción, etcétera. Es la cultura del miedo. Y, los más jóvenes, tienen presiones de sus mayores –aquél denominado miedo histórico- y de las propias empresas y Gobiernos para no sindicarse”. Un problema de difícil resolución en el corto plazo, ya que la comunidad internacional apenas ofrece apoyos, sostiene.

No obstante ya va habiendo leves movimientos a favor de la clase trabajadora y auspiciada por los líderes de ésta: “los portuarios se unen contra la tercerización productiva, herederos aún de las dictaduras con fuerzas sindicales dispares”.

La sindicación históricamente ha estado vinculada a las izquierdas. Sin embargo, “en Latinoamérica no existen, a día de hoy, movimientos políticos de izquierda fuertes”, indicaba Zarzuelo. “Puede que esta situación que se reinicia nos lleve a un progresismo, pero será muy lento”. A modo de ejemplo, la presidenta de Chile “está enfrentada a los movimientos obreros o, en Argentina, los dos candidatos con más posibilidades en las próximas elecciones generales son de la derecha y en Centroamérica pasa lo mismo”. Tampoco se escapa a esta situación un Gobierno como el venezolano: “Nicolás Maduro tiene paralizado el convenio colectivo desde el año 2012 y muchos problemas con las clases trabajadoras”, admitía.

En este sentido, “quizá el ejemplo lo podamos encontrar en Uruguay, con la existencia del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra), una entidad nacida de la vinculación entre los trabajadores del sector privado y los del sector público”, y único existente en el país. “En Uruguay se puede negociar con más fuerza con sus Gobiernos”.

Lo que para Zarzuelo está claro es que “en cada país, según la ideología que tiene cada Gobierno, tienen los puertos que tienen. En Centroamérica, por ejemplo, con partidos de la derecha en sus Parlamentos, los puertos dejan que desear”, concluía.

También se debe tener en cuenta que Latinoamérica es uno de los principales (sino el principal) suministrador de materias primeras hacia los países más desarrollados de Europa, Norteamérica o Asia. Así, respecto a la productividad de los puertos sudamericanos “el desarrollo de cada país también tiene que ver con los intereses de las grandes empresas y de las mercancías que se exportan desde sus instalaciones portuarias. Latinoamérica está considerada como un área productora. Esta situación es negativa porque implica que no se avance a nivel tecnológico y, por tanto, se crea una fuerte dependencia”.

La floja demanda interna de los países sudamericanos marca que las empresas marítimas busquen enriquecer a sus matrices y que el I+D+i y las importaciones sean prácticamente irrisorias en comparación con los puertos europeos o norteamericanos. La formación, según el coordinador de la zona es un elemento clave en este ámbito.

El centro de Formación, en 2016

En la conversación también ha estado presente el coordinador general de IDC a escala internacional, Jordi Aragunde, que ha explicado, a grandes rasgos cómo está la situación del futuro centro de formación profesional y sindical para Latinoamérica, en la sede del sindicato brasileño afiliado al IDC, la FNE, en Río de Janeiro (leer noticia relacionada).
La intención, según Aragunde es iniciar los primeros cursos en el transcurso del primer trimestre del próximo año, una vez se han aportado los fondos necesarios, por parte de los sindicatos americanos, y se hayan acometido las obras de adecuación del centro. Las necesidades a cubrir a nivel formativo pasan por la capacitación de los trabajadores portuarios a un nivel profesionalizado, con sesiones de oratoria, prevención y seguridad, liderazgo de grupos o inglés marítimo.

En otro orden de temas, Aragunde también ha señalado la intención de IDC de asistir el próximo mes de diciembre al encuentro de sindicatos portuarios que tendrá lugar en Asia, invitados por compañeros de Australia, y hacer escala en Corea del Sur, en Busán, y en Honk Kong, puertos donde los sindicatos de estibadores han mostrado un gran interés en el proyecto internacional de IDC”.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda