Volver al listado de noticias

EL CONFLICTO DE LOS REMOLCADORES DE BARCELONA A ESPERA DE LA SENTENCIA SOBRE EL LAUDO ARBITRAL

  • Gente del mar
  • Infraestructuras portuarias
  • Puertos

NAUCHERglobal, Ricardo Enebros 23/05/2015

El conflicto que mantienen las empresas de remolcadores al servicio del puerto de Barcelona con sus trabajadores sigue abierto y más cerca del enquistamiento que de una solución razonable para las partes. Recordarán los lectores de NAUCHERglobal que ambas partes acordaron hace ya un año acudir a un laudo arbitral para resolver de forma inteligente la controversia central del convenio colectivo: horarios y jornada.

El laudo, encargado a un magistrado emérito, un especialista jurídico, fue en su día recurrido por los trabajadores, liderados por el sindicato CGT (Confederación General del Trabajo), que adujeron dos motivos nada menos (de los tres posibles que contemplaba el acuerdo de recurrir a un arbitraje): que el árbitro no había respetado la legalidad vigente; y que se había excedido del marco estricto que le habían encomendado.

Si ya era absurdo que se abriera la posibilidad de recurrir el arbitraje, un sistema de resolución de conflictos que por su propia naturaleza pactada y encargada a medida no admite recurso discrecional de ningún tipo, las razones alegadas por el asesor jurídico de los trabajadores suponían en el fondo un fracaso del acuerdo de arbitraje y una bofetada a la persona elegida por empresas y trabajadores para arbitrar, un magistrado emérito con un curriculum impresionante en la Administrración de Justicia.

Pero, según comentarios de ambas partes, el abogado Loperena, de CGT, una vieja gloria del Derecho laboral, no repara en estos detalles y con su empecinamiento en recurrir hasta Estrasburgo si hace falta está consiguiendo que el conflicto se pudra en un impasse que no augura nada bueno para los trabajadores, para las empresas y para la actividad del puerto de Barcelona.

Las partes esperan que antes de final de mes el tribunal que entiende del recurso de CGT contra el laudo arbitral emita sentencia. De no satisfacer a los trabajadores, si alguien no lo remedia, continuará la espiral judicial y se agravarán los problemas reales. Y si la resolución judicial admite alguna de las razones del recurso, algo improbable, las partes tendrán que volver a la casilla de salida, retrocediendo en el tiempo más de un año.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

El conflicto latente en los remolcadores de Barcelona a la espera de un laudo consensuado

Reflexionmes intempestivas sobre la decisión de llevar los remolcadores a la huelga

Convocada huelga de remolcadore para el 16 de febrero, lunes

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda