Volver al listado de noticias

EL COMERCIO EXTERIOR MOTIVA EL CRECIMIENTO DEL PUERTO DE BARCELONA A CIERRE DEL PRIMER SEMESTRE

  • Gente del mar
  • Economia Marítima
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 23/07/2015

El presidente y el director general de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra y José Alberto Carbonell, respectivamente, han presentado esta mañana en rueda de prensa los resultados obtenidos por la instalación catalana a cierre del primer semestre del presente año. Unos datos positivos que vienen dados fundamentalmente por las buenas cifras que presenta el comercio exterior, que superan los niveles pre-crisis.

Así, según las cifras facilitadas, la infraestructura portuaria catalana ha logrado un movimiento conjunto de 23,2 millones de toneladas, que significa un incremento porcentual de tres puntos respecto a los primeros seis meses del ejercicio inmediatamente anterior, que en su global ya suponía un crecimiento del 9% respecto a 2013. Tanto las exportaciones como las importaciones muestran crecimiento por encima de los dos dígitos, si bien, en el caso de las exportaciones el porcentaje supone una cifra positiva del 72%.

Entre los principales indicadores de movimiento, los contenedores (siempre contabilizando los llenos) han registrado un movimiento de 940.253 TEUs, con un aumento del 6%. De este indicador los de exportación han supuesto 307.468 TEUs (+10%), con China (cuya cuota alcanza el 13%), Argelia, Estados Unidos y Turquía en las cuatro primeras posiciones del ranking; los de importación 239.128 TEUs (+12%); también con China (con una cuota del 40% del total), Corea del Sur (por las piezas de automoción dirigidas a la planta de Figueruelas), Turquía y Vietnam a la cabeza; y los de tránsito más de 110.000 TEUs (+2%). Respecto al short sea shipping, Cambra ha destacado las buenas cifras con Italia derivadas de las conexiones de la apertura de la terminal de Grimaldi en 2013. En este caso, se han movido 68.619 UTIs (unidades de transporte intermodal), con un porcentaje que ha crecido el 18%.

No ha sido un buen inicio de año para los graneles: mientras lo sólidos han caído el 7,5%, con 2,13 millones de toneladas debido al descenso de productos agroalimentarios y del cemento, fundamentalmente; los líquidos lo han hecho el 2%, con 6 millones de toneladas debido al importante descenso del gasoil. Sin embargo, Cambra ha destacado el crecimiento en este indicador de la gasolina (+78%) y del gas natural (+12%), producto del inicio de transbordo de GNL, que coloca a Barcelona como puerto hub del Mediterráneo en este producto concreto. Por su parte, los sólidos podrían recuperarse en el segundo semestre por la previsión de crecimiento de los cereales.

Respecto a los automóviles, tras la gran caída sufrida sobre todo en el año 2009, los datos históricos muestran que no han hecho más que mejorar desde entonces y se prevé que este año se cierre con el récord de movimiento. De momento, a cierre del semestre el crecimiento experimentado es del 16%, con 450.963 unidades contabilizadas. De estas, el director del puerto ha indicado que la importación ha supuesto un aumento del 48%, gracias al buen comportamiento del mercado estatal; la exportación del 2%; y los tránsitos el 42%, que consolidan el liderazgo de Barcelona en el arco Mediterráneo. La cuota de vehículos del puerto catalán respecto al conjunto del país representa el 25%.

Finalmente, también han analizado las cifras de pasajeros, tras un inicio de año titubeante. En total, de enero a junio han pasado por el puerto 1,4 millones de personas, el 4% más, de las cuales los pasajeros de ferry han sido 428.026 (+0,6%) y los cruceristas 1.001.932 personas, el 6% más. Carbonell ha añadido a estos datos que ha habido menos escalas que el año anterior, pero se ha compensado con buques de mayor tamaño y más llenos. Además ha habido un aumento del 10% en los pasajeros de crucero que inician o culminan su viaje en Barcelona (turnaround).

Crece la cifra de negocio y la sentencia de la T-3 lastra los resultados

Referido a los aspectos económicos, Sixte Cambra ha ofrecido los principales datos obtenidos del primer semestre. Así, el importe neto de la cifra de negocio ha experimentado un crecimiento del 1%, con 75,6 millones de euros, mientras que el resultado de explotación, del ejercicio y el cash flow han experimentado un leve descenso motivado por la sentencia contraria sobre la T-3, que data de 12 o 13 años atrás, y a favor de la compañía Cargill, que ha supuesto el desembolso de cerca de 4,3 millones de euros. En este aspecto, la Autoridad Portuaria negocia con Puertos del Estado la no imputación de la sentencia en el resultado económico del ejercicio.

Cambra también ha anunciado el descenso del ratio de deuda de los 440,8 millones de 2014 a los 419,2 a cierre del semestre. En este aspecto la deuda con el Banco Europeo de Inversiones descenderá de los 400 millones a finales de año ya que muchas de las amortizaciones de computan en el segundo semestre. El presidente también ha señalado que la inversión pública presupuestada para este año alcanza los cerca de 57 millones de euros, mientras que la privada ya en marcha o prevista de ejecución durante este año llegará a los 278 millones (previsto en la culminación de cada proyecto y no únicamente computable a 2015).

Entre la inversión prevista destaca la segunda fase de la terminal BEST, con 150 millones de euros previstos; la instalación de ICL (Iberpotash) en el muelle Álvarez de la Campa, con 60 millones; Marina Vela, con 30 millones de euros; el traslado de Terminal Port Nou, con 4,2 millones de euros; y la construcción del Barcelona Nàutic Center, con 4,1 millones de euros. A estas cifras se le debe sumar la futura terminal E de cruceros.

Cruceros y ferrocarril centran el consejo de administración

Respecto a esta terminal citada, el consejo de administración del puerto, último previo al descanso estival, y que se celebró ayer miércoles, otorgó dos concesiones a la compañía Carnival Corporation. Ambas para un mismo proyecto: el primero, la construcción de la futura terminal E del puerto de Barcelona, segunda de la empresa norteamericana en el enclave catalán tras Palacruceros, y además, la explotación de una aparcamiento anexo para 300 vehículos.

La futura terminal, con una inversión cercana a los 30 millones de euros y una superficie de 11.500 metros cuadrados se convertirá, una vez inaugurada en el año 2018, en la más grande de Europa y atenderá a siete de las 10 marcas que componen el grupo naviero estadounidense, el mayor del mundo en este sector.

Por otro lado, el consejo también dio su conformidad a la licitación de la obra del nuevo acceso ferroviario con las vías de acceso y de expedición y recepción (con un haz de vías que permitirá el alojamiento de convoyes de hasta 750 metros de longitud) y que supondrá una inversión cercana a los 23 millones de euros y permitirá, en un futuro, con el enlace de Adif/Fomento, conectar la zona Sur del puerto con el exterior a través de instalaciones totalmente electrificadas y en paralelo a la terminal BEST.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda