Volver al listado de noticias

EL COLEGIO DE PRACTICOS PUEDE QUERELLARSE EN LOS PRÓXIMOS DÍAS CONTRA J. ZAMORA Y NAUCHERglobal

  • Gente del mar

NAUCHERglobal, Daniel Molero 17/07/2014

Al haber finalizado sin avenencia la preceptiva conciliación, celebrada hoy en el Juzgado de Primera Instancia nº 32 de Barcelona, el Colegio Oficial Nacional de Prácticos puede presentar en los próximos días la anunciada querella criminal por injurias graves, calumnias, difamación, violación de derecho al honor, etcétera contra el director de NAUCHERglobal, Juan Zamora, autor de “una campaña de desprestigio y difamación” contra el Colegio (y sus miembros, se supone). El periodista no se recata en pedir que la investigación de los accidentes con práctico a bordo incluya el servicio de practicaje y no carguen toda la responsabilidad sobre el capitán, el naviero y, eventualmente, los remolcadores que hayan intervenido, petición ésta que, alega el CONPP, ofende el honor de los prácticos.

La respuesta de Juan Zamora a la demanda del CONPP -demanda que el lector puede leer en documento adjunto en formato pdf- ha sido la siguiente:

JUAN ZAMORA TERRÉS, DNI 37717208 Z, con domicilio profesional en Barcelona, Calle Escar, 8, Despacho 15, Edificio “El Far” (DP 08039), actuando en nombre propio, ante este Juzgado comparece y, como más procedente sea en Derecho,  digo:

En fecha 11 de julio de 2014 se me hizo entrega de la cédula de citación de 3 de julio, con el objeto de asistir, el día 17 de julio, al acto de conciliación previo a la interposición de querella criminal, promovido por el Colegio Oficial Nacional de Prácticos de Puerto (CONPP), por la supuesta comisión de los delitos de injurias graves con publicidad y/o calumnias, de conformidad con lo previsto por los artículos 460 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881.

Por medio del presente escrito formulo las siguientes alegaciones escritas:

PRIMERA.- Dirijo una plataforma informativa exclusivamente en red, NAUCHERglobal, dedicada a la información y opinión especializada en temas marítimos y portuarios.

Desde hace muchos años, como periodista titulado desde 1973, escribo en periódicos, revistas y libros sobre seguridad marítima, particularmente sobre accidentes marítimos. La seguridad marítima ocupa, lógicamente, un lugar preeminente entre los artículos de información y opinión del periódico NAUCHERglobal.

Antes de publicar un artículo busco la máxima información disponible y me documento sobre el tema a tratar, con independencia de  mis conocimientos y experiencia como capitán de la marina mercante con cuatro años de mando, doctor en marina civil (UPC, 1996) y licenciado en Derecho (2004).

SEGUNDA.- He manifestado pública y reiteradamente mi respeto por el trabajo de los prácticos, tanto en NAUCHERglobal como en años anteriores en el Diario Marítimas, donde dejé constancia de la frase que Joseph Conrad escribió al inicio de su novela The Heart of Darkness (El Corazón de las tinieblas): “Parecía un práctico, que para un hombre de mar es la personificación de todo aquello en que puede confiar”. Más recientemente, el pasado 23 de mayo, publiqué en NAUCHERglobal un texto de quien fue Práctico Mayor de la Corporación de Barcelona, Cruz Ferrer, bajo el título “Los riesgos del práctico al embarcar y desembarcar” [ver artículo relacionado].

TERCERA.- La junta del CONPP, de acuerdo con el acta de la reunión que celebraron en Madrid el día 17 de febrero de 2014, considera que el artículo publicado en NAUCHERglobal el 29 de enero de 2014, bajo el título “La necesidad de examinar el servicio de practicaje” [ver artículo], contiene “manifestaciones calumniosas e injuriosas” contra los prácticos y el servicio de practicaje. Y en consecuencia aprobaron autorizar al presidente para “interponer las medidas judiciales que correspondan”.

En ese artículo, una reflexión sobre la varada del mercante CITADEL en aguas del río Guadalquivir cuando se dirigía al puerto de Sevilla con práctico a bordo, no imputaba ninguna conducta inadecuada a práctico alguno como persona individual en un accidente concreto, ni siquiera le mencionaba como persona concreta; me limitaba, en legítimo ejercicio de la libertad de información y opinión, a recomendar que en caso de accidente se investiguen las condiciones psicofísicas de los prácticos cuando dirigen el buque, tal como se investigan, en caso de accidente, las de los otros profesionales implicados.

Considerar que proponer ese tipo de investigaciones ofende el honor de algún cuerpo o colegio de profesionales (suponiendo que los colectivos posean ese derecho) sería tanto como afirmar que someterse a una prueba de alcoholemia después de un accidente de tráfico ofende o atenta al honor de los conductores.  

CUARTA.- En todos los artículos publicados en NAUCHERglobal que recoge el escrito al Juzgado de los apoderados del CONPP no he hecho otra cosa que ejercitar mi derecho a la libre expresión y difusión de pensamientos, ideas, opiniones, creencias y juicios de valor, poniendo de relieve lo que considero errores o fallos en el sistema de seguridad marítima y en las investigaciones de los accidentes. Ninguno de esos artículos puede ser entendido como un ataque al servicio de practicaje, como pretende el Colegio de Prácticos, sino como una propuesta de mejora de la seguridad de la navegación y de las maniobras de los buques en aguas portuarias.

QUINTA.- Resulta tan evidente que el artículo invocado por los querellantes, “Hay que examinar el servicio de practicaje”, no contiene nada que pudiera reputarse como injurioso o calumnioso para los prácticos, ni en él aparece expresión alguna que pudiera menoscabar el prestigio, la fama o el honor del servicio de practicaje, pues a la ausencia total de expresiones realizadas con intención de lesionar la honra, el crédito o la reputación hay que añadir la ausencia total de animus iniurandi, que la única explicación lógica de la acción entablada ha de encontrarse en el propósito de silenciar la información veraz y la crítica razonable.

Es decir, atacar la libertad de prensa y el derecho fundamental a la libertad de expresión.

El Colegio Oficial Nacional de Prácticos de Puerto ha utilizado la jurisdicción como instrumento para amedrentar y atemorizar a un periodista y a un periódico que no resultan de su agrado. Al tiempo emiten un aviso a navegantes: ¡Ay de aquel que ose cuestionar o criticar lo más mínimo al servicio de practicaje!

SEXTA.- No puedo por tanto retractarme de nada de lo escrito y publicado en “NAUCHERglobal” -al contrario, me ratifico en todo ello- pues entiendo que ninguna de las expresiones vertidas menoscaba la fama o daña los derechos fundamentales del colectivo supuestamente agraviado o de sus miembros en particular; y en ausencia de daño o perjuicio la indemnización o la retractación pública carecen de sentido. 

Por todo ello,

AL JUZGADO SUPLICO: que tenga por presentado este escrito, lo admita, tenga por efectuadas las anteriores alegaciones y las incorpore a las presentes actuaciones.

Es justicia que pido en Barcelona, a 17 de Julio de 2014

El acto de conciliación ha resultado pobre y decepcionante. Era de suponer que los amenazadores de la querella, la junta del CONPP, o al menos alguno de sus miembros, haría acto de presencia. Pues no. Han enviado a una procuradora ajena al asunto en cuestión que se ha limitado a recoger el acta levantada por el funcionario judicial dando fe de la desavenencia.

Sin duda, los dirigentes del CONPP se reservan para la gran querella criminal que van a presentar contra el periodista, en la que probablemente le pidan algo más de 100 euros para reparar el honor afollado, que dirían los antiguos, del Colegio y su Junta de Gobierno. Miedo da sólo de pensarlo.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda