Volver al listado de noticias

EL COASTGUARD DE LOS ESTADOS UNIDOS REVISA LAS NORMAS DE PROTECCIÓN DE PUERTOS Y TERMINALES

  • Gente del mar
  • Derecho marítimo
  • Puertos

NAUCHERglobal. Félix Martín de Loeches 15/01/2015

Las normas sobre protección (“security”) de los puertos y terminales portuarias, desatadas por la psicosis extendida en los Estados Unidos tras el ataque terrorista a las Torres Gemelas de Nueva York en septiembre de 2001, tuvieron como efecto indeseado convertir a los buques atracados en verdaderos presidios, donde era muy difícil salir y extremadamente dificultoso entrar. Se acabó recibir visitas a bordo, antes tan sencillo. Se acabó salir del buque y de la terminal tranquilamente para visitar la ciudad.

Desde hace años, las organizaciones representativas de los marinos habían denunciado la situación. Naturalmente sin éxito. Sus peticiones eran tachadas de disparate, pues ¿cómo osaban cuestionar la sacrosanta seguridad, garantizada, según las autoridades, por un régimen de controles burocráticos de resultado similar a lo que hace muchos años se decía de los viejos preservativos: una coraza contra el placer y una débil tela de araña contra la enfermedad? Muchas medidas de seguridad impuestas en los puertos y aeropuertos parecen diseñadas para dificultar el paso de las personas que los utilizan, pues su supuesta eficacia contra posibles atentados no resiste el más mínimo análisis lógico.

Quienes se jactaban y menospreciaban las peticiones de los marinos tendrán ahora que revisar a fondo sus criterios. El poderoso Coast Guard de los Estados Unidos (USCG) ha admitido el daño que las vigentes medidas de security produce en las relaciones familiares y sociales de los marinos embarcados y ha puesto en marcha la redacción de una norma federal cuyo objetivo es garantizar que los marinos embarcados y quienes pretendan acceder a bordo para visitarles no tendrán ningún problema ni habrán de superar barreras burocráticas infranquables. Y todo ello con agilidad y sin coste.

El lanzamiento del proceso para redactar la norma (acceder clicando aquí) prevé recibir los comentarios y sugerencias de todas las partes interesadas hasta el 27 de febrero próximo. Asímismo, el USCG ha convocado una reunión abierta el día 23 de enero para tratar de la futura norma.

Ahora sólo cabe esperar que, del mismo modo que la comunidad internacional siguió a los Estados Unidos en la imposición de medidas de seguridad desaforadas, cuya muestra más acabada fue el Código Internacional para la Protección de los Buques e Instalaciones Portuarias( International Ship and Port Facility Code), acepte ahora la revisión de esas medidas para facilitar la vida social de los marinos cuyos buques están atracados en puertos y terminales.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda