Volver al listado de noticias

EL CAPITÁN DEL 'SEWOL' FUE RESCATADO POR LOS SERVICIOS COREANOS DE SALVAMENTO

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Salvamento Marítimo

JUAN ZAMORA 17/05/2014

Blog: "El barógrafo"

La fotografía que acompaña esta noticia ha sido difundida por la agencia española de noticias EFE (véase LaInformación.com de hoy 16 de mayo). En el pié de foto que incluye la propia agencia de prensa, explica que se trata de una fotografía publicada el pasado 28 de abril, realizada con un teléfono móvil, que “muestra a miembros de la guardia costera rescatando al capitán del SEWOL, Lee Joon Seok (centro), durante su naufragio el pasado 16 de abril de 2014”. De ser así, el capitán no habría abandonado el buque dejando desamparados a los pasajeros, como se ha publicado, sino que habría sido rescatado por los servicios de salvamento, que lógicamente se hicieron cargo de las tareas de rescate de todos los pasajeros y tripulantes del SEWOL.

Paradójicamente, la noticia que acompaña a la foto confirma la imputación penal del capitán coreano y de tres tripulantes por un delito de homicidio doloso. A su vez, otros once tripulantes (el resto de los que se salvaron), han sido acusados de un delito de homicidio por imprudencia.

Estas actuaciones jusrisdiccionales se entienden todavía menos si tenemos en cuenta que la investigación oficial del accidente confirma que la causa del naufragio fue la escora que tomó el buque cuando se metió el timón a una banda y se corrió la carga excesiva que transportaba el buque. La imputación penal del capitán y tripulantes supervivientes del SEWOL, a todas luces incomprensible si tenemos en cuenta los hechos y las responsabilidades del armador y de las autoridades encargadas de controlar la aplicación de la normativa marítima (ver noticia relacionada), tiene como en los casos bien conocidos del PRESTIGE, el ERIKA, etcétera, la única finalidad de calmar la indignación social ante la tragedia. Ya tenemos a los culpables, proclaman las autoridades. Ya podemos dormir tranquilos todos los demás, para eso sirven los marinos, para cortocircuitar otras responsabilidades, perfectos chivos expiatorios de cualquier accidente marítimo, aunque su eventual culpabilidad en el naufragio sea remota o imposible. Recordemos a Apostolos Mangouras, a Nikolaos Argyropoulos y a Irineo Maloto, capitán, jefe de máquinas y primer oficial del PRESTIGE. Esa es la historia que se repite una y otra vez.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda