Volver al listado de noticias

EL ANTIGUO ‘EXXON VALDEZ’ VENDIDO PARA EL DESGUACE

  • Navieras
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Juan Zamora 05/02/2014

El buque tanque EXXON VALDEZ, ahora bajo el nombre de ORIENTAL NICETY, ha sido vendido finalmente para desguace a un empresa norteamericana, Global Marketing Systems, que alardea de ser “la mayor compradora mundial de buques para desguace”, por un importe total cercano a los 12,5 millones de euros. Global Marketing Systems (GMS) se creó en 1992. Desde entonces ha desguazado, entre India, Pakistán y China, un total de 2000 buques, y se ha expandido por el mundo, con oficinas permanentes en Dubai, Shanghai, India, Rumanía, Pakistán y Turquía.

El accidente del EXXON VALDEZ, que provocó el mayor vertido contaminante de la historia de los Estados Unidos cuando en marzo de 1989 encalló en unos arrecifes de la ensenada Prince William, en Alaska, dio lugar a la aceleración de un cambio crucial en la construcción de los buques petroleros, la obligación del doble casco, impuesta por la estadounidense Oil Pollution Act de 1990.

Aunque las informaciones de las primeras semanas apuntaban a la culpabilidad del capitán Hazelwood, a quien incluso acusaron de encontrarse bebido en el momento de la embarrancada, el posterior juicio sentenció la inocencia del capitán en el suceso. Conviene recordar que a pesar de la dura campaña mediática en su contra, el capitán del EXXON VALDEZ nunca fue detenido.

Otro efecto derivado del accidente del EXXON VALDEZ, cuya empresa armadora hubo de pagar muchos miles de millones de dólares por los daños causados, fue que a partir de entonces las grandes compañías petroleras optaron por deshacerse de sus flotas y alquilar los buques que necesitaban para el transporte. Ello dio lugar a la situación actual, una miríada de armadores de un solo buque, incapaces de hacer frente a las indemnizaciones a que den lugar los eventuales daños causados por el buque.

La historia del EXXON VALDEZ tras el accidente constituye una lección sobre los cambios operados en la economía del transporte marítimo de hidrocarburos. Una vez reparado, ante la pesada carga que pendía sobre su nombre, el petrolero fue rebautizado a EXXON MEDITERRANEAN. Poco después, cuando la compañía Exxon ejecutó sus planes de deshacerse de la flota en propiedad, el buque fue bautizado como SEA RIVER MEDITERRANEAN, y posteriormente, en 2005, pasó a llamarse MEDITERRANEAN, bajo pabellón de las Islas Marshall. Nunca más pudo operar en puertos norteamericanos, por lo que sus nuevos armadores lo utilizaron en tráficos por Asia y Oriente Próximo.

Desde 2012, permanecía inactivo, ahora con el nombre de DONG FANG OCEAN. Hasta el último bautizo, con el que desaparecerá físicamente. Allí se dirige por sus propios medios, a una playa india donde será demolido bajo la supervisión de la empresa GMS, armadora de buques para el desguace.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda