Volver al listado de noticias

DOS PRÁCTICOS QUE DESAFIARON A LAS LLAMAS RECIBEN EL PREMIO AL VALOR EXCEPCIONAL DE LA OMI

  • Gente del mar
  • Entorno marítimo
  • Internacional

NAUCHERglobal, Redacción 01/12/2017

Michael McGee y Michael Phillips, dos prácticos marítimos de Houston, han recibido la distinción al valor excepcional que otorga la Organización Marítima Internacional tras maniobrar un tanquero en llamas hasta una zona segura y evitar una catástrofe. Ambos desafiaron al fuego y permanecieron en sus puestos en el puente de mando durante el accidente, ocurrido en el canal de la ciudad estadounidense.

El petrolero AFRAMAX RIVER, de 247 metros de eslora, se incendió tras colisionar con pilotes de amarre y los prácticos fueron súbitamente rodeados por altísimas llamas. El incendio se propagó rápidamente por el canal, poniendo en peligro a otros petroleros y a las instalaciones del muelle cercano. Tanto McGee como Phillips demostraron una calma y una valentía dignas de admiración y se pusieron manos a la obra.

McGee consiguió maniobrar el buque siniestrado y alejarlo de los buques y las instalaciones portuarias cercanas, mientras que Phillips se encargó de coordinar las comunicaciones y las labores de extinción del incendio con los Guardacostas. El incendió no se extinguió hasta 90 minutos después y los dos prácticos acabaron exhaustos y con quemaduras menores, pero habían evitado una tragedia.

"No es algo para lo que nos entrenemos o practiquemos. Sinceramente, no tuvimos tiempo ni siquiera para pensar qué necesitábamos hacer. Simplemente, lo hicimos", dijo el Capitán Phillips tras recibir la distinción. “Estamos acostumbrados a tomar el control cuando subimos a un buque. Los prácticos no se sientan atrás y esperan a que alguien les diga lo que tienen que hacer. También tenemos la responsabilidad de proteger nuestro puerto”.

Durante la ceremonia, también recibieron una mención especial el piloto de primera clase Jacob Hylkema, que puso en peligro su propia vida para salvar al capitán de un velero con mar agitado, fuertes vientos y lluvia torrencial en Wesport, Washington, a finales de 2016; el vicecapitán y el jefe de equipo marino del CRYSTAL ESPRIT, Damir Rikanovic y Kurt Dreyer, por poner a flote de forma segura y en la oscuridad el bote inflable del buque para rescatar a ocho pasajeros de un catamarán que se había soltado de su boya de amarre y había encallado en un arrecife; y el jefe de máquinas del BOGYEONGHO, Lee Gwang Hee, por su valentía y determinación en su lucha contra un incendio que se había declarado en la sala de máquinas y se propagaba rápidamente.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda