Volver al listado de noticias

DOS PESCADORES MUERTOS EN EL NAUFRAGIO DEL ARRASTRERO DE BARCELONA 'EL FAIRELL'

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Salvamento Marítimo
  • Pesca

NAUCHERglobal, Redacción 20/03/2017

A las 15.15 hora local, el buque quimiquero abanderado en Rusia MIDVOLGA-2, construido en 2014, de 6573 toneladas de peso muerto y 140 metros de eslora, colisionó con el pesquero de arrastre EL FAIRELL, construido en 1999, de 25 metros de eslora, con base en Barcelona. El mercante había salido de puerto y se dirigía a Alejandría; el pesquero regresaba a puerto tras una jornada de pesca, dedicada a la captura de gambas, que había iniciado a las 6 de la mañana. La colisión se produjo a 1,5 millas al sursudeste de la boya Sierra que marca el límite de la zona de practicaje obligatorio del puerto de Barcelona, y a unas tres millas de la bocana sur del puerto.

De los cuatro tripulantes del pequero, dos han sobrevivido: el patrón Javier Huguet y el marinero Ricardo Segura; y dos se hundieron con el pesquero: los marineros Mfeddal Sarghini y Cheikhou Mane.

Aunque todavía se desconocen los detalles de la colisión, pendientes de la investigación ya iniciada por las autoridades marítimas y por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim), el siniestro ha causado estupor, pues las condiciones de tiempo y mar eran espléndidas. Al parecer, el mercante presenta daños en el escobén de babor.

Tras la colisión, el pesquero se hundió en pocos minutos. Los dos marineros desaparecidos se hallarían en el sollado, descansando tras la jornada de pesca. Los sobrevivientes, que fueron rescatados del mar por una lancha de la Corporación de Prácticos, se hallarían en cubierta arranchando el arte de pesca, o en el puente. El buque mercante regeresó al puerto de Barcelona, donde ha quedado a disposición de los investigadores del siniestro.

Todos los medios públicos y privados movilizados para hallar a los marineros desaparecidos no dieron resultado. EL FAIRELL se hundió en una sonda de unos 150 metros, la misma profundidad a que naufragó el pesquero de Santa Pola, ANA ROSA, tras colisionar con un pesquero panameño en 1994, accidente en el que perecieron los cinco tripulantes del pesquero alicantino.

Las autoridades marítimas -director general de marina mercante y capitán marítimo de Barcelona- han ordenado la movilización del buque de salvamento CLARA CAMPOAMOR, de Sasemar, con base en Cartagena, y el transporte por camión desde Galicia de un ROV (Remote Operated Vehicle) capaz de operar a 150 metros de profundidad. Su misión será hallar los cuerpos de los marineros desparecidos, si estuvieran atrapados en el pecio. Ambos se espera que puedan estar mañana en Barcelona.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda