Volver al listado de noticias

DEPORTE Y CIENCIA, UNA COLABORACIÓN PROVECHOSA Y NECESARIA PARA AMBOS

  • Tecnología
  • Medio Ambiente Marino
  • Náutica deportiva

Blog: Fundació per la Navegación Oceànica de Barcelona

NAUCHERglobal, Redacción 17/06/2016

La pasada edición de la Barcelona World Race selló una alianza sin precedentes entre el mundo de la vela y la comunidad científica. A 14 meses de la finalización de la vuelta al mundo a dos, la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB), organizadora de la regata, ha reunido a los investigadores que participaron en los proyectos científicos en un coloquio, en el que ha participado Dídac Costa, en representación de los skippers y Suso Pérez, periodista que conoce a fondo la génesis y el desarrollo de la regata.

El acto ha servido para constatar la satisfacción que tanto entre la comunidad científica, como en el mundo del deporte ha generado los proyectos desarrollados en la tercera edición de la Barcelona World Race. El coloquio ha estado moderado por Pere Renom, biólogo y divulgador científico de la TV3, que consideró el tema central del acto –Deporte y ciencia, una colaboración provechosa- como un ejemplo de mutualismo biológico: una relación en la que cada uno de los participantes sale beneficiado de ella.

Xosé-Carlos Fernández, director general de la FNOB, abrió el acto situando la experiencia científica de la Barcelona World Race 2014/15 en la filosofía de la fundación. “En el deporte no sólo cuentan las aspiraciones de triunfo y el espíritu de competitividad, también la apuesta por el conocimiento científico, y en la FNOB hemos sido pioneros en este sentido: hemos comenzado a desarrollar el amplio ecosistema de disciplinas científicas que existe en la regata oceánica”. Fernández explicó el nacimiento de la iniciativa que llevó a la Barcelona World Race a acordar un convenio con la COI-Unesco, ejemplo que han seguido otras regatas como la Vendée Globe. “La ciencia es un eje importante y trascendente en nuestro mapa estratégico –señaló el organizador de la vuelta al mundo a dos- más allá del deporte tenemos un amplio campo de desarrollo que queremos llegue de forma útil y eficaz a la sociedad, ayudando así a crear ciudadanos libres, creativos y responsables con los valores que emanan de la vela oceánica”.

A continuación intervino el Dr. Eduard Estivill, quien resaltó las ventajas que para un investigador de disponer de una actividad como la vela oceánica y de los navegantes oceánicos. “Esto es sólo el principio. Este empuje de la vela oceánica ha de servir para continuar colaborando en la ciencia del conocimiento del ser humano”, comentó el experto en cronobiología y sueño.

Santi Serrat, director editorial de la FNOB, explicó el reto de comunicación que supuso el desarrollo de la plataforma científica de la Barcelona World Race y la magnífica repercusión que tuvo en la audiencia habitual de la vela oceánica: “Ha sido una experiencia pionera en la que hemos podido constatar el nivel de sensibilización respecto al medio ambiente y a la necesidad del desarrollo científico. El éxito de la experiencia se debe a ellos y, sobre todo, a los skippers que han actuado como agentes científicos tanto en la obtención de datos oceanográficos como en la prestación de ellos mismos como objetos de experimentación. Ellos han sido también los mejores agentes de comunicación”.

A continuación, el propio Estivill y el resto de los científicos asistentes han explicado una síntesis de sus proyectos, que contaron con Dídac Costa como testimonio del significado que éstos han adquirido para los navegantes. Salvador Borrós, del Institut Químic de Sarrià; Pere Castells, del Campus de l’Alimentació de Torribera - Universitat de Barcelona; Victoria Pons, del CAR de Sant Cugat; Luigi Ceccaroni de Eurecat; Belén Gualis, del Centro Médico Teknon; y Jordi Salat del Institut de Ciències del Mar-CSIC coincidieron en la gran oportunidad que supone contar con un deporte extremo y singular como una vuelta al mundo para obtener datos y desarrollar conocimiento científico.

Suso Pérez explicó finalmente la trascendencia que ha tenido en los medios de comunicación la apuesta científica de la Barcelona World Race que ha constituido un referente internacional y recordó la exposición realizada en las Naciones Unidas previa a la salida de la última edición: “Barcelona tiene que estar orgullosa de contar con un modelo deportivo, científico, social, cultural y educativo como el que ha creado con una regata que es propia de la ciudad”.

Cerró el acto Marta Carranza Gil-Dolz del Castellar, presidenta de la FNOB, destacando la labor de la Fundación más allá de la Barcelona World Race: “Es un trabajo que constituye un modelo único en el mundo en la generación de ciencia y conocimiento: un modelo de compromiso para todas las regatas del mundo, ya que es fundamental alertar a la sociedad de los que está pasando en este mar del que todos dependemos”.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda