Volver al listado de noticias

COREA DEL SUR QUIERE RECUPERAR EL LIDERAZGO MUNDIAL DE LA CONSTRUCCIÓN NAVAL

  • Astilleros
  • Internacional

NAUCHERglobal, Redacción 11/01/2018

El presidente de Corea del Sur, Moon Jar-in, ha puesto en valor la innovación tecnológica y la competitividad de los astilleros del país, asegurando que “Corea puede recuperar el liderazgo mundial de la construcción naval”. Los principales astilleros surcoreanos ya han anunciado para este año una previsión de crecimiento para sus carteras de pedidos.

El mandatario surcoreano realizó estas declaraciones durante una visita a los astilleros Okpo de Daewoo para inspeccionar un nuevo gasero rompehielos para transportar Gas Natural Licuado (GNL). “Convertirnos en una potencia mundial de la construcción naval es una tarea nacional a la que no podemos renunciar”, explicó Jar-in hace unos días. “Este gasero rompehielos, el primero de su clase en todo el mundo, es una prueba de ello”.

Este nuevo buque, que llevará el nombre del explorador polar ruso Vladimir Rusanov (1875-1913), está preparado para hacer frente a las condiciones climáticas más extremas y puede navegar a temperaturas de -52ªC. El casco, de acero ultrarresistente de 70 milímetros, protege al barco cuando impacta contra el hielo.

En los próximos meses el Gobierno surcoreano pondrá en marcha diversas iniciativas para impulsar el negocio de los astilleros del país. Una de las primeras medidas será incrementar los pedidos públicos de rompehielos para investigaciones polares y de buques para la guardia costera. También está previsto fomentar la creación de parques eólicos marinos y apoyar la I+D de tecnologías que apuesten por el medio ambiente y la navegación autónoma.

En paralelo, los grandes astilleros de Corea del Sur también se preparan para reinventarse por las dificultades que atraviesa el sector por la caída de la demanda provocada por la sobrecapacidad de la industria y el mayor tamaño de los nuevos buques. Hyundai Heavy Industries anunció a principios de año que espera llegar a los 13.200 millones de dólares en nuevos pedidos en 2018, un 76% más que los 7.500 millones de este año.

Por su parte, Samsung Heavy Industries se ha fijado un objetivo más modesto y espera llegar a los 7.700 millones de dólares en nuevos pedidos, un 18% más que los 6.900 millones de 2017. En cambio, Daewoo Shipbuilding es mucho más ambicioso y pretende más que dobla los 2.000 millones logrados el año pasado y se ha fijado una meta de 5.000 millones.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda