Volver al listado de noticias

CONGRESO DE LOS PRÁCTICOS ESPAÑOLES EN LANZAROTE

  • Gente del mar
  • Puertos
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Juan Zamora 27/05/2017

El Colegio Oficial Nacional de Prácticos (CONP) organiza cada año una asamblea o congreso con tres finalidades, diría yo. La primera, afianzar la cultura profesional y corporativa; la segunda, tratar los problemas colegiales y de los colegiados; la tercera, ofrecer a los prácticos asistentes el contacto directo con otros profesionales, no sólo marinos -juristas, ingenieros, economistas...- invitados al congreso para impartir alguna conferencia o participar en una mesa redonda sobre un problema que afecte o pueda afectar al servicio de practicaje.

Cubrir todos los objetivos exige tres días de reuniones, sesiones técnicas, comidas y cenas que se aprovechan para homenajear a los prácticos que cumplen 25 años de servicio y a los profesionales que colaboran, desde otros campos y otras trincheras, con el servicio de practicaje. Hace dos años, en el congreso que tuvo lugar en Huelva, por ejemplo, otorgaron el título de práctico honorífico, un honor extraordinario, a los juristas José María Ruiz Soroa y Santiago Zabaleta.

Este año se han reunido en la isla de Lanzarote, y lo que llaman “jornada técnica”, para distinguirla de las reuniones de carácter interno, el último día del congreso, se celebró ayer día 26 en la sala Geria del hotel Princesa Yaiza. Una jornada con un formato muy sencillo. El presidente del CONP, Joan Roig, reelegido en el congreso de Santander el pasado año, actúa de conductor del acto. El director general de Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, abre la jornada. A seguir, tres ponencias: una sobre el proyecto de reconstrucción del correíllo LA PALMA, con Juan Pedro Morales y José Luis Arrondo; otra sobre los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de Las Palmas (APLP), a cargo del capitán de la marina mercante Juan Francisco Martín, director comercial de la APLP; y la tercera sobre el reciente Reglamento comunitario sobre liberación de servicios portuarios, con los juristas Javier Jiménez de Cisneros y Manuel Dapena. Para cerrar la jornada técnica invitaron al presidente de Puertos del Estado, José Llorca.

El director general de Marina Mercante estuvo particularmente próximo y no dudó en agradecer al Colegio de Prácticos la ayuda que le han prestado en los cinco años que lleva en el cargo. Los prácticos son pieza fundamental de la arquitectura de la seguridad marítima en España, afirmó. Y de ninguna manera, añadió, se debe perder el prestigio ganado por los prácticos españoles, que pueden competir con los mejores del mundo. Nunca ha ocultado el director general la impagable colaboración de los prácticos para resolver los muchos problemas de seguridad que se han producido en estos estos años en los puertos españoles o en las aguas próximas, todos ellos resueltos con profesionalidad y acierto.

Juan Francisco Martín trasmite conocimiento y dominio cuando habla de los puertos, y los asistentes, más de cincuenta personas, prácticos de toda España en su mayoría, siguieron con atención la cuidada presentación que muestra la evolución de los tráficos y de las inversiones en los puertos de Arrecife, Puerto Rosario, Las Palmas, Salinetas y Arinaga, enclaves todos ellos gestionados desde la APLP. Cifras que muestran crecimientos espectaculares y proyectos de obras con clara vocación de anticipar el futuro. A este cronista le llenó de satisfacción el nombre que han escogido para bautizar el nuevo dique de abrigo del puerto de Las Palmas: Nelson Mandela.   

Para presentar el proyecto de restauración del correíllo LA PALMA, del que en NAUCHERglobal nos hemos ocupado en varias ocasiones, el mayor proyecto cultural marítimo en España y probablemente en Europa, intervinieron el presidente de la Fundación, Juan Pedro Morales, práctico del puerto de Tenerife, y el vicepresidente, José Luis Arrondo, jefe de máquinas, que llevó la parte central de la intervención. Arrondo ha participado como voluntario desde el inicio del proyecto y trasmite a quienes le escuchan la pasión de quienes han dado lo mejor, cuanto han podido, por un proyecto que trasciende sus propios intereses. Un gozado escucharle, y una auténtica lección.

Los juristas Jimenez de Cisneros y Dapena impartieron con buen sentido una lección magistral sobre los efectos del Reglamento comunitario sobre el servicio técnico náutico del practicaje. Ambos pertenecen a esa casta de abogados inteligentes que cuando hablan de normas jurídicas parecen moverse sobre un alambre muy delgado y a considerable altura. Entendemos que la norma va por este camino y quiere decir esto, pero es más que probable que la administración y los jueces lo entiendan de otra u otras maneras, depende. No se trata, ni muchos menos, de aquello que dijo Marx, Groucho, sobre los principios que van y vienen, sino de que las normas, como escribió Ruiz Soroa, parodiando a Bismarck, se hacen como si fuera una salchicha, cada uno puso en ella lo que se le fue ocurriendo, afirmación singularmente acertada en el caso de un Reglamento que ha rodado por Europa durante años y años.

Cerró el congreso Pepe Llorca, presidente de Puertos del Estado. Llorca se descolgó con un discurso diría que apresurado, pero bien aprendido y bien servido. Un discurso totalmente político, es decir, compuesto de una visión sucinta del presente, que podemos mejorar mediante el diálogo; una visión del futuro que mezcla avances tecnológicos, profecías deseables y advertencias sobre el efecto y las consecuencias de los cambios previstos; y unas pocas informaciones sobre los planes del gobierno en el campo que gestiona el ente que preside el político que habla, José Llorca en este caso, que anunció la intención de reformar el Reglamento de Practicaje de 1989, propósito que a muchos les sentó como una amenaza, pues sabida es la poca simpatía que Llorca ha mostrado hasta ahora por el servicio de practicaje, cuya misión todavía no ha comprendido del todo, aunque está en ello. La evolución de Pepe Llorca, desde aquel técnico entusiasta hasta la personalidad política que lleva puesta ahora, grave, distante, un punto inmisericorde, sería digna de análisis. Tal vez sea consecuencia del cenagoso mundo que domina la política en España. 

Tras la jornada técnica, en la comida que siguió, el Colegio de Prácticos rindió un sencillo y cálido homenaje a Pedro Mederos, capitán marítimo de Las Palmas.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Acotaciones nada ingenuas a la fronda jurídica de la mar (2)

Ruiz Soroa y Zabaleta nombrados prácticos honorarios

La ejemplar historia de la salvación del correíllo LA PALMA

El correillo LA PALMA, el mayor proyecto cultural maritimo de España

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda