Volver al listado de noticias

COMUNIÓN ENTRE EMPRESAS Y ESTIBADORES, PERO RECELO ANTE RETRASOS POR LAS ELECCIONES

  • Seguridad marítima
  • Economia Marítima
  • Administración marítima
  • Entorno marítimo
  • Empresas marítimas

NAUCHERglobal, Daniel Molero 20/02/2019

Ayer se celebró en Madrid un encuentro bajo el título “El futuro de las terminales portuarias de contenedores: automatización y digitalización” con presencia, entre otros, de Fomento, empresas, administración portuaria y trabajadores. El panel, de por sí, ya era interesante, pero la jornada ganó también relevancia por la presencia de estibadores, patronal y Puertos del Estado, y ante el reciente anuncio de la convocatoria de elecciones generales para el próximo día 28 de abril.

Y es que, según nos llega, hay una comunión entre las empresas que forman parte de la patronal Anesco, representadas en el encuentro por el secretario general de la asociación, Pedro García; y los representantes de los trabajadores, con la intervención de Antolín Goya, líder del sindicato Coordinadora, mayoritario –como saben- en este sector. García participó como ponente en la mesa redonda “El futuro del trabajo. Perspectivas en el sector de la estiba" y puso de manifiesto la apuesta por la negociación colectiva ya que administraciones públicas, sindicatos y empresas “tenemos intereses comunes y somos aliados”, dijo no sólo refiriéndose a la automatización…

No obstante, a nadie se le escapa que el adelanto electoral propuesto por el presidente Sánchez podría dejar en la ignominia la apuesta de la administración por finalizar en breve el conflicto del sector de la estiba. A finales de este mes, desde Bruselas se debería dar respuesta a la reclamación de la seguridad jurídica postulada desde el Consejo de Estado para finalizar todo el proceso, según avanzaba hace pocos días la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón (ver enlace) en una reunión con los cargadores.

En cualquier caso, ante el inicio de la campaña electoral pocos o nadie piensan que se pueda obtener… y, en caso de recibirla, que un Gobierno en funciones esté en disposición de ejecutar una nueva regulación de este calado. Y recordar que, en su momento, Partido Popular y Ciudadanos, las dos alternativas de Gobierno al PSOE, votaron en contra del sistema. De ahí el temor de empresas y trabajadores, máxime con la sentencia de la Comisión Nacional de la Competencia que, a mucho tardar, debería conocerse en pocas semanas (ver información relacionada).

El propio Pedro García señalaba la pasada semana desde Bilbao que el sector requiere “seguridad jurídica, estabilidad laboral y mejorar la competitividad” e hizo hincapié en la urgencia de “completar el marco legal del sector dotándolo de seguridad jurídica y así poder adaptar los convenios colectivos vigentes” (ver información relacionada), punto con el que están de acuerdo los sindicatos.

Antolín Goya, en su intervención hizo poca mención a la resolución jurídica, pero sí dejó varias píldoras abiertas a quien las quiera entender: "Los cambios destruyen un tipo de empleo, pero se crean otros puestos de trabajo", afirmó. Además, señaló que “para ocupar los nuevos puestos de trabajo, se necesita formación permanente”, un punto clave en la negociación colectiva, y que “el beneficio creado en nuestros puertos debe generar empleo en nuestros puertos”. No es necesario añadir mucho más.

En esta tesitura, García lanzó un mensaje "los puestos de trabajo hay que garantizarlos y esa premisa conjugarla con las nuevas tecnologías. Las bases han de ser: estabilidad jurídica y laboral". De acuerdo con los sindicatos: Goya defendió que “tenemos intereses contrapuestos, pero también creo y defiendo que compartimos objetivos comunes. Las empresas quieren tener beneficios económicos y los sindicatos, al menos Coordinadora, queremos que lo logren, pero que se distribuya no solo entre los inversores, sino también con los trabajadores y trabajadoras”.

Para el líder de Coordinadora la clave esté en “redistribuir los beneficios mejorando retribuciones y reduciendo la jornada, dando estabilidad laboral y trabajo digno”, indicando que “son objetivos que debemos compartir si deseamos continuar conviviendo en paz”.

Pros y contras de la automatización

Respecto de la jornada en sí, es necesario tener en cuenta la cruzada de los trabajadores contra la automatización de las terminales portuarias, ya que hace temer la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo a escala internacional. Así se ha manifestado, en varias ocasiones el Consejo Internacional de la Estiba (IDC), del que forma parte Coordinadora en España.

En este sentido, para Anesco, “ante la incertidumbre que generan estos desafíos, los agentes sociales tenemos que analizar las tendencias actuales del tráfico marítimo, acordar unas bases sobre las que trabajar y adoptar acciones”, señaló Pedro García, que añadió que “es necesario plantear este debate para alcanzar soluciones consensuadas teniendo en cuenta que la digitalización y la automatización deben compatibilizar la mejora de la competitividad y la calidad en el empleo”.

Durante su intervención, la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, incidió en la importancia del esfuerzo inversor realizado tanto por las terminales portuarias como por el sector público añadiendo que “ambos han ido y deben ir de la mano en la búsqueda de la eficiencia y la mejora de la competitividad”. Su intervención fue continuación a las palabras de bienvenida de la secretaria de Transporte del Ministerio de Fomento, María José Rallo, que dejó clara la buena salud del sistema portuario español e insistió en la necesidad de coger el tren de los avances tecnológicos.

En la jornada también intervinieron, entre otros, la secretaria general de Feport y los responsables de las autoridades portuarias de Barcelona, Valencia y la Bahía de Algeciras. Además, diversos profesores universitarios, catedráticos y representantes del sector portuario europeo completaron el panel de expertos en un acto con gran éxito de asistencia y participación.

Destacar también de la jornada el respetuoso minuto de silencio que se realizó tras conocerse el fallecimiento de Kike Aroka, estibador del puerto de Bilbao, tras caer al muelle desde una grúa en la que estaba descargando carbón por causas aún desconocidas.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda