Volver al listado de noticias

CHINA TEME UNA CATÁSTROFE MEDIOAMBIENTAL TRAS EL CHOQUE DE DOS BUQUES FRENTE A SU COSTA

  • Medio Ambiente Marino
  • Internacional

NAUCHERglobal, Xavier Fernández de Castro 09/01/2018

China está en máxima alerta tras la colisión del petrolero iraní SANCHI y el granelero chino CF-CRYSTAL frente a sus costas. Hasta el momento hay 32 marineros desaparecidos tras el choque, cuyas causas todavía no se han podido determinar, y las autoridades chinas temen que un posible vertido cause una catástrofe medioambiental.

El petrolero SANCHI viajaba desde Irán hasta Corea del Sur cargado con 136.000 toneladas de petróleo, mientras que el CF-CRYSTAL, con 64.000 toneladas de grano, se dirigía a la provincia china de Guangdong procedente de Estados Unidos. La colisión tuvo lugar el domingo a unas 160 millas náuticas al este de la desembocadura del río Yangtze.

Según la televisión china CCTV, el incendio que sucedió al choque ha consumido por completo el petrolero y su tripulación, formada por 30 iraníes y dos bangladesíes, se encuentra en paradero desconocido y por el momento los trabajos de rescate han sido infructuosos. Por su parte, los 21 marineros que iban a bordo del CF-CRYSTAL han sido rescatados con vida.

A la zona han acudido medios de salvamento de China, Corea del Sur y Estados Unidos, que realizan tareas tanto de búsqueda y rescate como de contención de vertidos, ya que el posible vertido de 136.000 toneladas de petróleo al mar podría desembocar en un desastre sin precedentes en el mar de la China Oriental.

Las autoridades chinas han confirmado que el SANCHI iba cargado con condensado, un derivado del petróleo que es más tóxico que el crudo normal y más difícil de contener, pero a su vez también es menos denso, por lo que los expertos consultados por la televisión estatal china consideran que hay más posibilidades de que se disipe en el agua.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con los marineros que todavía están desaparecidos como consecuencia del abordaje del petrolero Sanchi frente a la costa de China. Me solidarizo con sus familias y seres queridos”, ha declarado el secretario general de la Organización Marítima Internacional (OMI), el surcoreano Ki-tack Lim, que ha ofrecido la asistencia técnica de la organización y ha anunciado que habrá una investigación.

La colisión de los dos buques en alta mar plantea serios interrogantes sobre las causas del accidente, ya que actualmente la flota mercante está equipada con sistemas de detección y prevención de abordajes que deberían haber puesto en alerta a ambas tripulaciones. Hasta el momento ni las autoridades iraníes ni las chinas han ofrecido una versión oficial sobre el choque y están a la espera de concluir las labores de rescate y extinción del fuego para comenzar las pesquisas.

Por su parte, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) ha mostrado su “plena colaboración” con las autoridades internacionales para realizar las investigaciones pertinentes, ya que el petrolero SANCHI tiene bandera panameña a pesar de ser propiedad de la compañía estatal iraní National Iranian Tanker Company.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda