Volver al listado de noticias

BRUSELAS REPRENDE A ESPAÑA POR INCUMPLIR SUS NORMAS SOBRE LA FORMACIÓN EN PROFESIONES MARÍTIMAS

  • Seguridad marítima
  • Derecho marítimo
  • Formación marítima y náutica
  • Administración marítima
  • Internacional
  • Intermodalidad

NAUCHERglobal, Daniel Molero 18/05/2018

La Comisión Europea tomó ayer la decisión de enviar cartas de emplazamiento a las autoridades de España (y también de Letonia) por el incumplimiento de las normas de la Unión Europea relativas al nivel mínimo de formación en las profesiones marítimas, que están enmarcadas en la Directiva 2008/106/CE, que es de obligatoria aplicación a todos los marinos que prestan servicio a bordo de buques de navegación marítima que enarbolen el pabellón de un Estado miembro, salvo cuatro excepciones (buques militares, pesqueros, yates de recreo y buques de madera).

Cabe recordar que esta normativa incumplida por el Reino de España (a la que pueden acceder desde este enlace) tiene el objetivo de garantizar que se respetan las normas en materia de formación de las profesiones marítimas en toda la Unión Europea y que se ajustan a las normas ya acordadas a escala internacional, dictadas, entre otros organismos, por la OMI.

En este sentido, la Comisión Europea considera que Letonia no ha cumplido las obligaciones contraídas en virtud del Convenio sobre normas de formación, titulación y guardia para la gente de mar (La directiva STCW de la OMI) en lo que se refiere a los viajes próximos a la costa. Mientras, que en el de España, desde Bruselas se ha constatado una serie de deficiencias en relación con, entre otras cosas, la titulación de las profesiones marítimas; el diseño, la revisión y la aprobación de programas y cursos marítimos; y el seguimiento y la evaluación de la formación y la valoración por la administración marítima.

Así, tras la recepción de esta misiva, las autoridades de ambos países disponen de dos meses para responder a las preocupaciones planteadas por la Comisión Europea; de no ser así, desde la propia CE podría decidir enviar un dictamen motivado.

El nuevo director general de la Marina Mercante que, tras el Consejo de Ministros de este viernes sustituirá a Rafael Rodríguez Valero (que, recodemos, se desplazará a Ceuta para hacerse cargo de la presidencia de la autoridad portuaria) tendrá trabajo sólo llegar al nuevo despacho: sesenta días para convencer y demostrar a Bruselas que la formación de los marinos españoles cumple con las normas dictadas desde el Ejecutivo comunitario y la OMI.

Bruselas reclama también mayor independencia de Adif y Renfe

Por otro lado, también materia de transportes, que en este caso afectaría a la intermodalidad, la Comisión Europea pide a las autoridades españolas que transpongan correctamente las normas de la UE por las que se establece un espacio ferroviario único

Por ello, la Comisión ha decidido enviar una segunda carta de emplazamiento al Gobierno por no transponer correctamente la legislación de la UE por la que se establece un espacio ferroviario europeo único (Directiva 2012/34/UE). En este sentido, desde Bruselas se considera que el marco reglamentario ferroviario en España incumple una serie de disposiciones de la citada Directiva, relativas, entre otras cosas, a las competencias y los recursos del organismo regulador, la independencia de gestión del administrador de infraestructuras (Adif) (especialmente en lo que respecta a la fijación de los cánones por la utilización de infraestructuras) y la independencia de la empresa ferroviaria del Estado (Renfe).

También se han detectado deficiencias en la adjudicación de la capacidad de infraestructura y en el sistema de cánones por la utilización de infraestructuras.

Al igual que en el primer caso, las autoridades de España disponen de dos meses para responder a los argumentos planteados por la Comisión; de no hacerlo, la Comisión podría decidir enviar un dictamen motivado.

 

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda