Volver al listado de noticias

BARCELONA RECUPERA ESPACIO PARA LOS VECINOS CON LA TRANSFORMACIÓN DEL PORT OLÍMPIC

  • Náutica de recreo
  • Formación marítima y náutica
  • Puertos
  • Entorno marítimo
  • Náutica deportiva

NAUCHERglobal, Xavier Fernández de Castro 07/02/2018

La ciudad de Barcelona espera vivir una segunda reapertura al mar con la transformación del Port Olímpic, un plan de futuro consensuado entre el Ayuntamiento y las entidades que permitirá recuperar su uso vecinal e integrarlo en el tejido urbano con más de 24.000 nuevos metros cuadrados de espacio público. El proyecto prevé pacificar el espigón de Marina, eliminar rampas de acceso rodado y construir una nueva rambla en el muelle de Gregal.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha destacado que se trata de “un gran acuerdo de ciudad” que “marcará un antes y un después en la relación puerto-ciudad”, ya que permitirá dibujar “un nuevo modelo de frente marítimo más abierto, más público y más ciudadano”. El anuncio se produce un par de semanas después de que la propia Colau y el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, anunciaran un acuerdo para reordenar el frente marítimo del Port Vell y que entre otras cosas permitirá concentrar todas las terminales de cruceros en el muelle Adossat a medida que expiren las concesiones y se vaya completando la obra de ampliación.

La hoja de ruta presentada esta semana por el consistorio es el resultado de un amplio proceso de debate en el que han participado vecinos, agentes del puerto (gestores, empresarios y restauradores) y grupos medioambientalistas para aportar sus puntos de vista y opiniones después de que la Generalitat de Catalunya aceptara ceder las competencias de gestión del Port Olímpic al Ayuntamiento de Barcelona.

El proyecto cuenta con un estudio de viabilidad económica basado en un modelo a 30 años que prevé una inversión de 39 millones de euros que servirá para financiar las mejoras de la infraestructura y la adecuación del espacio público hasta 2022. Según fuentes municipales, esta inversión no tendrá coste alguno para las arcas municipales, ya que se autofinanciará con los ingresos que genere la comercialización de locales y de los casi 700 amarres del puerto.

El objetivo del nuevo modelo es dejar atrás la concepción del Port Olímpic como un lugar de ocio nocturno y turismo y avanza hacia una instalación de uso vecinal que permita el contacto con el mar y la náutica deportiva y recreativa tengan un papel destacado en la oferta de ocio de la ciudad. Para ello, el plan contempla dar más continuidad al espacio que separa el puerto propiamente dicho de la zona urbana para hacerlo más amable.

Entre las principales medidas destaca la peatonalización del espigón de Marina. Se pacificará la zona más cercana al Hotel Arts y a la Torre Mapfre desviando el tráfico de vehículos para garantizar los servicios y la accesibilidad y se eliminarán las rampas de acceso rodado al puerto y la de la salida del aparcamiento. Estas rampas serán sustituidas por una nueva conexión entre la avenida Litoral y la cota inferior del puerto y se plantea una nueva conexión en el extremo norte.

En el eje Vila Olímpic-muelle de Gregal, se potenciará la connectividad con el parque del Port Olímpic para generar una mejor permeabilidad entre el barrio y el puerto, además de mejorar el acceso al Centre de Vela con un nuevo paseo en forma de rambla que llevará hasta el dique. Con estas transformación, el espacio público de la zona pasará de rozar los 24.000 metros cuadrados a superar los 48.000 metros cuadrados, más del doble.

El plan da una especial importancia a la recuperación del puerto como un lugar de práctica y divulgación de la náutica popular y el deporte vinculado al mar en general. Entre otras actuaciones, se ampliará el Centro de Vela, en el muelle de Gregal, y se creará un nuevo Centro Municipal de Deportes Náuticos y un Centro de Divulgación del Conocimiento del Mar, ambos en el muelle de la Marina.

En el muelle de Mestral, la reconversión del puerto será más radical aún y cambiará los usos de ocio nocturno y turismo por usos náuticos con la intención de impulsar la economía azul. La concesión de los locales de todo el entorno del Port Olímpic se llevará a cabo a partir del 2020, cuando está previsto que finalicen las condiciones de las concesiones actuales.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda