Volver al listado de noticias

BARCELONA RECIBE AL 'OPEN ARMS' CON 60 MIGRANTES A BORDO

  • Gente del mar
  • Salvamento Marítimo
  • Puertos
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Juan Zamora 04/07/2018

A las 10 de la mañana de hoy, 4 de julio de 2018, todo estaba preparado en el puerto de Barcelona para recibir al viejo remolcador de Ibaizabal reconvertido en el mediático OPEN ARMS. Venía con 60 migrantes a bordo, rescatados en las aguas al norte de Libia cuando pretendían llegar a las costas europeas en un esquife de mala muerte. Es probable que nunca hubieran llegado vivos de no mediar la acción de los voluntarios embarcados en el OPEN ARMS.

La terminal C del muelle adosado, donde atracan los buques de cruceros que visitan Barcelona cargados de turistas, barcos impresionantes, blancos, relucientes, en los que con una simple mirada el pensamiento se llena de lujo, glamour y aventura, esa terminal, digo, se había aprestado para recibir al viejo remolcador y a 60 supervivientes que llevan años sobreviviendo. Una carpa con los servicios sanitarios; otra carpa con alimentos, ropa y demás. Yendo de un lado a otro, preparando el material y los instrumentos, los médicos, técnicos sociales, traductores, funcionarios y políticos del ayuntamiento, funcionarios y cargos políticos de la Generalitat y, claro está, la policía de fronteras (Guardia Civil), la Sanidad Exterior y etcétera. Había que recibir a sesenta personas que han peleado durante mucho tiempo para llegar a tener una vida mejor y que han tenido la inmensa suerte de que los rescataran unas personas admirables, de las que te permiten creer en la humanidad, y con la fortuna de que los medios de comunicación de los países europeos fijaran en ellos su atención. 

Ha sido un viajer duro. El OPEN ARMS no está preparado para para albergar con un mínimo de comodidad a sesenta personas, obligadas a hacer la vida en la cubierta de trabajo, a dormir en cualquier rincón y realizar de cualquier forma sus necesidades. También la dotación del barco (marinheiro que ten vida de anxel: o vento os leva; o vento os trae) ha padecido todo tipo de incomodidades y ha compartido con el pasaje una travesía larga y penosa.

De no ser por la acción de los medios sobre la sociedad, el pasaje del OPEN ARMS hubiera sido recibido con hostilidad, llevados sin contemplaciones a un centro de internamiento y probablemente expulsados del país. Las sociedades a lo largo de la historia se han defendido de los extranjeros que entraban en su territorio para ocuparlo o para compartirlo. Hace un par de siglos que Europa, la vieja y conquistadora Europa, se defiende como puede de quienes quieren entrar en su territorio. La migración de personas de África y Oriente Medio, sólo una pequeña minoría refugiados, pues la mayoría son emigrantes económicos, constituye hoy el mayor problema político de la Unión Europea, un problema tan grave que puede acabar por destrozar las bases de la unión.

Los sesenta del OPEN ARMS han sido agraciados por la diosa fortuna, al menos a su llegada. Cuando vengan mal dadas, siempre podrán recordar que llegaron a una ciudad que les esperaba con los brazos abiertos y todo preparado para recibirlos.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda