Volver al listado de noticias

BARCELONA CIERRA 2017 COMO EL PUERTO DE MAYOR CRECIMIENTO DEL CONJUNTO DE EUROPA

  • Puertos

NAUCHERglobal, Daniel Molero 25/01/2018

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, ha presentado este mediodía en la capital catalana los sobresalientes resultados de la instalación del año 2017, en una comparecencia cuyas cifras en sí mismas han restado importancia a la presencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que comparecía en el enclave, por primera vez, curiosamente para posar en el momento de presentación a los medios de los mejores resultados históricos del recinto portuario.

“Barcelona no sólo presenta un crecimiento extraordinario, sino un salto de escala (o salto de calidad) que ahora debe consolidarse”. Por el momento, las cifras del mes de enero, aún por finalizar, aceleran el ya destacado ritmo de desarrollo logrado el pasado año, ha destacado el presidente ante un atónito De la Serna (leer artículo relacionado) y un callado presidente de Puertos del Estado. Así, la instalación catalana ha alcanzado la imprescindible cifra de los 61,3 millones de toneladas de tráfico total, que se traduce en un incremento del 26%, siendo el puerto europeo que más ha crecido en el conjunto del año 2017 y teniendo además en cuenta que lo ha hecho durante los doce meses del año.

Hasta el momento, un 2007 previo a la crisis, era el mejor año del recinto en cuanto a su movimiento, con 51,4 millones de toneladas. Tal ha sido la magnitud de los resultados del pasado ejercicio que han incrementado el 19,4% los mejores resultados hasta la fecha. Cambra ha extendido la felicitación –que no ha recordado el ministro- a los trabajadores de la autoridad portuaria y, sobre todo, a las empresas y trabajadores que forman parte de la amplia comunidad portuaria de la capital catalana.

En este comportamiento ha destacado especialmente la carga general, específicamente la que se mueve a través de contenedor, que ha experimentado un aumento del 32,3% en el número de TEUs movidos, prácticamente alcanzando los 3 millones de unidades. De este tráfico destaca por su magnitud el tráfico de transbordo, con un aumento del 137% que, si bien no es relevante para el tejido productivo sí contribuye a estabilizar los empleos de los estibadores, además de aportar mejores conexiones para los exportadores e importadores del hinterland.

Precisamente Cambra ha destacado el tráfico de hinterland, como un indicador más preciso de la internacionalización del puerto y que afecta plenamente al comercio exterior. Ha crecido el 8,3% en 2017 hasta los 33,8 millones de toneladas. A este respecto, los contenedores de exportación han crecido el 8,3% (con 651.103 TEUs) mientras que los de importación lo han hecho el 2,6% (705.204 TEUs) siendo China el principal mercado de intercambio en ambos.

Asimismo, en la categoría de graneles líquidos, el puerto también ha asumido sus mejores resultados históricos, con 14,4 millones de toneladas mercancías transportada y un aumento del 27% donde destaca el gas natural, que creció el 70%.

También ha reseñado el presidente el resultado positivo del tráfico rodado (Ro-Ro), que aumenta el 6,2% respecto al año 2016, poniendo un énfasis especial en las autopistas del mar con Italia y el Norte de África, que crecieron en torno al 7%.

Los graneles sólidos, por su parte, aumentaron el 0,7% gracias al buen comportamiento de los cereales y, en concreto del haba de soja. Los vehículos nuevos han sido el único epígrafe con datos negativos respecto a 2016. Las cifras reflejan una caída del 8,7%, a causa –en palabras de Cambra- del peso en la exportación debido a la ralentización de la fabricación de automóviles en España durante el segundo semestre del año pasado y al cambio de algún cargador. Sin embargo el presidente le ha restado relevancia ya que Barcelona continúa siendo el principal puerto del conjunto del Estado en esta tipología de tráfico.

Respecto a los pasajeros, Barcelona ha superado por primera vez los 4 millones de usuarios, contabilizando los de línea regular de ferries (que crecieron el 11,8%), como los cruceristas, que mantienen cifras similares al año 2016 (+1,1%) pero con importancia en la desestacionalización de los pasajeros: en temporada baja, el número de cruceristas creció en torno al 13%.

El resultado económico confirma la fortaleza y liderazgo de Barcelona

Con la presentación del movimiento de mercancías, el presidente del puerto siempre ofrece los datos económicos que acompañan a este desarrollo del tráfico y, como no podía ser de otro modo, las cifras económicas también acompañan. En el balance, gracias al aumento de tráficos, se hacen constar sendos incrementos en las tasas de mercancía (+10%) y de buque (+19%). Con ellos, el importe neto de la cifra de negocio alcanzó los 167 millones de euros, el 7 por ciento más que en 2016. El puerto de Barcelona es el que mayor cifra de negocio tiene –con gran diferencia sobre el segundo- del conjunto de autoridades portuarias españolas.

Asimismo, el Ebitda fue de 105 millones (+12%) y los resultados de explotación y del propio ejercicio alcanzaron, respectivamente, los 48,2 millones de euros (+42%) y los 50 millones de euros (+50%). Con estas magnitudes, el endeudamiento a largo plazo de la autoridad portuaria se ha reducido en 2017 el 8%, hasta los 281 millones de euros, más de 300 millones respecto a los datos del año 2010, cuando el pico de deuda –sobre todo con el BEI- prácticamente alcanzaba los 600 millones de euros.

Respecto a la inversión prevista y presupuestada de la autoridad portuaria para el año en curso, Cambra señaló que será de 109 millones de euros, que se utilizarán en varias actuaciones que tendrán importancia en el medio plazo para consolidar la actividad ferroviaria en el enclave… a pesar de que los accesos terrestres (que dependen del Ministerio de Fomento) se encuentran bajo un más que sospechoso reinicio o replanteamiento, a pesar de llevar más de una década de retraso.

Del capítulo económico cabe destacar, finalmente, el cash flow, o flujo de caja que, con 99 millones de euros (+15%) permitirá al puerto de Barcelona la asunción de las inversiones previstas y las imprevistas. Esta cifra permitirá a la autoridad portuaria concentrar su esfuerzo inversor en el incremento de su capacidad para alcanzar el objetivo de los 70 millones de toneladas marcadas en su plan de acción.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda