Volver al listado de noticias

BANGLADÉS INTERCEPTA 600 CAUTIVOS A BORDO DE UN PESQUERO EN LA BAHÍA DE BENGALA

  • Gente del mar
  • Administración marítima
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Agustín Montori 20/11/2014

Hace unos días, dábamos cuenta en estas mismas páginas acerca de un hecho que evidencia la maldad humana, que es una realidad cierta, cuando comentábamos el tráfico de esclavos en los mares del Sur de Asia. Hoy sabemos, por información de la agencia de noticias Reuters, que el servicio de Guardacostas de Bangladés ha interceptado un pesquero de 22 metros de eslora, con seiscientos, ¡600! cautivos a bordo.

Cautivos porque los llevaba para transbordarlos a otro buque que los trasladaría a Malasia o a Tailandia. Cautivos porque sólo los que pagasen un rescate se librarían de ser vendidos como esclavos para trabajar en las industrias pesqueras de la zona. Personas procedentes de Birmania y de Bangladés, o sea, de los más pobres del mundo.

Doce mil (¡12.000!) personas del grupo étnico musulmán rohingya, dejaron Myanmar (Birmania), desde el 15 de octubre en pequeñas embarcaciones sin haber llegado a sus destinos, según la información que emitida por Chris Lewa, del proyecto Arakan, que controla la migración de personas a través de la Bahía de Bengala.

¿Qué es rohingya? Una comunidad desheredada, establecida desde muchos años atrás por personas de confesión islámica en una provincia de Myanmar, Rakhine, antes Arakan, en el límite con Bangladés, perseguidos por la junta militar que gobierna el país y  sin nacionalidad ni pasaportes. Desheredados de la tierra,  que junto a los de Bangladés, forman la masa humana sobre la que trabajan los cazadores de esclavos, piratas y otros desalmados.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda