Volver al listado de noticias

AHORA RESULTA QUE EL CULPABLE ERA EL ACTUAL ALCALDE DE BARCELONA

  • Náutica de recreo
  • Puertos
  • Entorno marítimo

JUAN ZAMORA 01/11/2014

Blog: "El barógrafo"

Un periódico de Madrid, El Mundo, últimamente especializado en montar ciénagas en las que luego chapotea con fruición morbosa, publicaba ayer, dia 31 de octubre, una pequeña columna en portada acusando al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, de blanquear dinero a través de una “operación urbanística”. La letra pequeña en portada y en el texto publicado en páginas interiores, una vez limpio de imprecisiones, vaguedades y confusiones de indocumentado viene a relacionar sin más al alcalde de Barcelona con la reforma de la Marina Port Vell. No está claro si la infamia tenía por objetivo compensar el efecto demoledor de las informaciones sobre la madrileña operación púnica, o su propósito era simplemente ensuciar un poco más el enervado panorama político en Cataluña.

Sobre la reforma de Marina Port Vell (nombre del puerto deportivo situado en la antigua dársena del Comercio del puerto de Barcelona), el periódico madrileño reproduce, con peor factura y mayor insidia, las informaciones aparecidas en El País el 19 de mayo, basadas a su vez en una información publicada poco antes en El Confidencial (ver noticia relacionada). Que si el dinero de la inversión procede de “fondos opacos” teledirigidos “por un entramado de empresas de oligarcas rusos que habrían utilizado una sociedad instrumental británica”. Que si la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC), está investigando el origen de esos fondos, aunque no tenga competencias para ello. Que si las islas Caimán, que si fondos que emigran, etcétera, etcétera. Enredos sobre mentiras; desinformación en estado puro (ver información relacionada).

Los lectores son empujados por los redactores de El Mundo a pensar que la reforma en marcha de Marina Port Vell se está financiando con dinero de origen ilícito (“opaco”), manejado por una sociedad oscura (“instrumental”), Salamanca Nine, entre cuyos “magnates habría altos cargos de la principal petrolera rusa, Lukoil”. Aparte de esa insidia (¿Tiene algo especial que los capitalistas sean directivos de una petrolera multinacional, como Shell, Exxon o Lukoil?), los redactores de la nota (llamarlo panfleto sería hacerle un favor) revelan su ignorancia al escribir que la reforma consiste en “construir 160 muelles para naves de lujo de gran eslora”. Ahí es nada, ¡160 muelles! A lo mejor querían decir 160 amarres. A saber.

La información va soltando palabras de equívoco significado para que el lector concluya que Marina Port Vell es un foco de corrupción. Ni una sola información o dato que lo demuestre. Sólo vaguedades y falacias, las mismas que inventaron hace ya tiempo quienes pretendían obstaculizar la reforma de la marina para convertirla en un puerto de atraque para buques de recreo.

Los redactores de El Mundo podían haberse informado de que el grupo Salamanca, con sede en Londres, maneja capitales de procedencias diversas, como la mayoría de los grupos inversores. ¿Puede haber entre ellos capitales rusos, fondos de pensiones de Estados Unidos o dinero de jeques del Golfo Pérsico? Obviamente si. Ningún grupo inversor informa de la procedencia de su dinero; ni a quien recibe las inversiones, sean empresas públicas o privadas, le da por solicitar esa información, totalmente irrelevante.

La noticia de El Mundo riza el rizo hasta el absurdo cuando al final revela que “el epicentro de la investigación [de la OAC se supone] se centra en la concesión Marina Port Vell”, afirmación que obliga a releer de nuevo el artículo para intentar comprender a qué investigaba la Oficina Antifraude al principio del texto. Empresa imposible. El artículo de El Mundo no hay por donde cogerlo.

¿Y el alcalce Trias? ¿Qué papel juega el actual alcalde de Barcelona en la trama fabulada por El Mundo? Imposible saberlo. Xavier Trías era conseller de Sanidad en 1992, cuando se inauguró la marina, y no llegó al Ayuntamiento de la ciudad hasta diez años después. Lo único que queda claro es que el titular (“Hallan indicios de blanqueo tras el mayor proyecto de Xavier Trias”) no tiene soporte alguno. Hay que meterse con el alcalde de Barcelona aunque sea pisoteando la verdad y la profesión periodística. Igual podían haber hablado del presidente Nuñez Feijoo o del alcalde de Santander. Ya digo, el diario El Mundo monta la ciénaga y luego a chapotear, que sale gratis.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda